Archivo de la etiqueta: eto’o

De la pizarra al terreno de juego


Habéis sido vari@s los que habéis pedido un análisis del Barça de Guardiola. Aquí lo tenéis, disfrutadlo tanto como yo

[Por Jorge García]

Muchos escépticos comentaban antes de empezar la liga que Pep Guardiola podría no ser la solución a los graves problemas del Barcelona. Esto, en parte, es cierto. No podemos olvidar que la salida de varios futbolistas, como Deco o Ronaldinho, ha propiciado que la lucha de egos se haya rebajado. Si le sumamos el concepto táctico de Guardiola, nos encontramos con un equipo espectacular; como viene demostrando en las últimas semanas.

guardiolajorgeGuardiola parte con una ventaja, pocos centrocampistas han tenido su clase y han podido participar en el proytecto de Cruyff. Con este curriculum es fácil ver el fútbol. Ahora bien, si los jugadores no te toman en serio y trasladan al campo lo que entrenan, tu fracaso está garantizado en el banquillo. Quizá, el ejemplo más cercano sea el de Juande Ramos en el Tottenham. El año pasado, ganó la Carling Cup, pero en la liga iban colistas. Fue destituido y llegó el drunk Redknapp. Desde su incorporación a los spurs, no han perdido ni un solo partido: ¿casualidad o echar a un entrenador?.

El Barcelona de la era Guardiola no ha cambiado sustancialmente con respecto al esquema táctico, pero sí ha incorporado varios mejoras que le han permitido volver a ser el equipo temible que fue cuando consiguió el doblete. Los fichajes, aparentemente, no aportaban nada desorbitado. Keita, Cáceres, Piqué, Alves o Hleb. A excepción de los dos últimos, nada de renombre. Sin embargo, estos refuerzos le han dado más profundidad de banquillo y una consistencia en la contención que antes no tenía. Además, jugadores como Alves o Piqué le permiten sacar el balón jugado desde atrás (algo que sólo hacía Márquez). Para Guardiola esto resulta esencial. Hay que jugar al toque y no podemos rifar la pelota. Así, el once blaugrana consigue echar el campo hacia el marco contrario y, asimismo, ganar en posicionamiento defensivo.

Esto se entiende mejor si partimos de la base de que el Barça tiene dos líneas claras de juego: 5 – 5. Por un lado, los cuatro defensas y el pivote defensivo (más Valdés, no van a jugar sin portero). Por otro, los dos centrocampistas de creación y los tres atacantes. A la hora del ataque sólo se suma el pivote defensivo y llegan seis al área contrario; junto a los carrileros (sobre todo Alves) cuando se incorporan para hacer el campo más ancho. A la hora de denfender, se mantienen los cinco más, habitualmente, los dos centrocampistas y algún extremo. Por lo tanto, ocho personas para cerrar las líneas. Esto con Rijkaard no ocurría. Así, el balance, en ambos casos, es casi perfecto.

xaviGuaridola ha rescatado la idea de la Premier: hacer el espacio mucho más estrecho para ahogar a sus rivales en la presión. Si juegas adelante, el campo se reduce y, por consiguiente, es más fácil perder el balón. Eto’o ha vuelto a ser el de siempre. Inicia la presión en área contraria apretando a los defensas. A esto se le suman tanto Henry o Iniesta y Messi. En caso de que la salida sea por el medio, los extremos se repliegan y Xavi y Keita, Busquets o Touré ayudan al de Terrasa. En definitiva, la concepción está clara. No replegarse sino estirar el once hacia campo rival. El pero de esta idea es que, cuando no estén finos, las contras pueden ser matadoras. Todavía no ha ocurrido y esperemos que se mantenga igual.

En ataque, qué decir. 34 goles en 10 jornadas de liga. A lo que hay que sumarle la Champions y la Copa del Rey. Son cifras increíbles y que no necesitan mucho comentario. Al retomar el concepto de amplitud y desborde han conseguido la magia que tuvieran hace tres o cuatro temporadas. El balón circula rapídisimo, de un lado a otro y siempre con continuidad; evidentemente, Xavi Hernández tiene mucha culpa de que esto sea así. En ningún momento hay una excesiva ralentización del juego; como ocurría con Ronaldinho en los últimos años.

Por último, Guardiola ha conseguido crear un bloque que cree en sí mismo y en el que todos los futbolistas se sienten importantes. Además, su conocimiento del filial le ha permitido traer jugadores al primer equipo que dotan al Barça de más profundidad y de savia nueva (como Busquets o Pedro). Está claro que en algún momento bajarán el pistón y perderán encuentros. Todavía no ha ocurrido y esperemos que tarde en llegar. Como aficionado al fútbol, me gusta ver espectáculo y buenos encuentros. Esto, actualmente, el Barcelona lo ofrece (qué pena que el Camp Nou no esté lleno todos los días).

P.D. El expreso de Irún pasó de largo en Madrid. Malos tiempos en el coliseo de la Castellana (y más sin Van Nistelrooy).

Anuncios

Vuelve el fútbol total


Me rindo ante la evidencia. Este Barça es de otro mundo y esto es, en gran parte, gracias a Pep Guardiola. A mí no me gustaban sus rotaciones, ni la mayoría de sus declaraciones y pensaba (y sigo manteniendo) que un jugador como Iniesta, que ve el fútbol un segundo antes que el resto de la humanidad, debe jugar de mediocentro y no de extremo.

Sin embargo, hoy he visto, de la mano de Pep, a uno de los mejores Barcelona que recuerdo. La alineación inicial suscitaba algunas dudas. Con Puyol en el lateral y con Busquets y Gudjohnsen en la medular. Pero todo carburó desde el principio.

Márquez remató un córner clásico de los tiempos de Rijkaard en el minuto 3, y el Barcelona ya ganaba antes de que el Atlético hubiese bajado del AVE. En la siguiente jugada de ataque, Messi se metió hasta la cocina y forzó un penalti de Ujfalusi que Eto’o se encargó de transformar en el 2-0.

El tercero fue el colmo de los despropósitos. Era el minuto 8 y había una falta en la frontal del área favorable al Barça. Coupet colocaba la barrera apoyado en uno de sus postes como si estuviese descansando, y Messi fue el más listo de la clase y al no haber pedido barrera, pudo disparar antes de que el portero y los defensas rojiblancos estuviesen colocados. Claro, así la pelota entró mansamente en una portería vacía. Hasta al realizador de la televisión le pilló desprevenido.

Pero el Barça no paró ahí. A pesar del 3-1 de Maxi, los culés no perdieron la ambición e hicieron el cuarto tanto por medio de Eto’o antes de llegar al minuto 20. Pero es que además, tuvieron un mano a mano de Messi tras una jugada antológica del argentino y un disparo con rosca de Iniesta que se estrelló en el poste de la meta de Coupet.

Precisamente de otro palo de Iniesta, al que sólo le faltó el premio del gol, vino la jugada del quinto gol del Barcelona. Tras una gran jugada, el rechace de la madera le cayó a un activo Gudjohnsen que se ha reconciliado con el gol y marcó a puerta vacía. 5-1 y quedaba todavía una hora de partido.

De la mano de Iniesta y Xavi, el Barça bailaba sobre el verde y el Atlético se limitaba a mirar. En la segunda parte, el espectáculo fue dantesco. Un equipo culé que no quería hacer demasiada sangre, y un equipo rojiblanco que había bajado los brazos, que se dedicaba a deambular pobremente sobre el campo.

Sólo Bojan y Henry tenían ganas de continuar la fiesta y lo consiguieron al triangular en el borde del área madrileña y acabar la jugada en gol ccon un remate espectacular del francés. El Barcelona puso de pie a todo el estadio. Combinó, trianguló y sobre todo definió, aunque si en tu línea de medios tienes a un chaval de Albacete llamado Iniesta y a un señor de Terrasa llamado Xavi, todo es mucho más fácil.

Pero es que además de estos dos genios, hay por ahí un tal Messi, al que le ha dado por querer ser el mejor jugador del mundo, y si no lo ha conseguido ya, está muy cerca de hacerlo. Hoy ha estado sublime, ha hecho un gol, ha provocado un penalti, ha vuelto loca a la defensa y ha hecho un eslálom memorable que si llega a acabar en gol hubiese sido uno de los más bellos de los últimos años. Además, ha salido muy reforzado en su particular duelo con el ‘kun’ Agüero, al que hoy ha ganado por la mano, como en las cartas.

Seguridad defensiva, presión en mediocampo y sobre todo, mucha pólvora arriba son las señas de identidad de un Barcelona, que con el sello de Pep, cada vez recuerda más ese que bordaba eso del fútbol total.

PD: Como llevaba tiempo sin escribir, dos posts de golpe. Si no habéis visto el gol de Ibrahimovic de esta tarde os lo recomiendo. Si el domingo tengo un rato, os pongo un enlace.

Agüero enamora a Europa y el Barcelona debuta con victoria


Ha vuelto la Champions, y lo ha hecho con mucha fuerza. Antes que nada, podéis consultar todos los resultados en este enlace.

PSV Eindhoven 0-3 Atlético de Madrid

Vamos con el análisis. El martes volvió el Atlético y lo hizo por la puerta grande. Los de Aguirre llegaban a un estadio complicado como es el Philips de Eindhoven, sin Maxi y con algunas dudas tras el partido ante el Valladolid, pero no importó. Apareció el ‘Kun’, y demostró que es sobrenatural.

Aunque en la primera jugada erró un mano a mano con Isaksson, solo le hicieron falta 8 minutos para marcar su primer gol en la Champions. El redimido Maniche combinaba con Luis García y el catalán ponía un balón para que Agüero la empujase para dentro.

Los fantasmas aparecieron con la lesión de Forlán (que va a estar cuatro semanas de baja) pero otra vez el ‘Kun’ se encargó de ahuyentarlos convirtiendo una buena jugada de Sinama en un gol para enmarcar. El argentino controló de espaldas y batió al meta holandés tras un espectacular reverso. Era el 0-2 y el Atlético daba una imagen de solidez en todas sus líneas desconocida hasta esta temporada. Sobre todo en defensa, donde las incorporaciones de Ujfalusi y Heitinga, parecen haber alejado las dudas que ha habido en la zaga rojiblanca las últimas temporadas.

El PSV es un equipo con mucha clase pero con gente muy joven, y también un equipo blandito en defensa. Aún así, inquietó en varias ocasiones a un acertado Leo Franco, que sacó varios balones de Lazovic, el joven y atrevido Amrabat y de Affellay, sin duda el futbolista con más talento del equipo, y que va a tardar poco en dar el salto a un grande de Europa.

Cuando más achuchaban los holandeses, llegó el 0-3 de Maniche. Cosas del fútbol, el portugués, díscolo como el sólo, se enfrentó a Aguirre la pasada campaña y perdió un año de fútbol, y ahora, una vez hechas las paces, parece imprescindible en los esquemas del mejicano.

Son días de vino y rosas en la ribera del Manzanares, el ‘kun’ es idolatrado por la prensa del mundo entero, se ha desatado la euforia y a los colchoneros ya se les da como posibles ganadores de la Champions, pero convendría no olvidarse de que esto recién empieza, que la temporada es muy larga, y que el grupo del Atlético de Madrid es muy complicado y personalmente creo que la baja de Forlán se va a notar en los próximos encuentros.

Barcelona 3-1 Sporting de Lisboa

El otro equipo que jugó en la jornada del martes fue el Barcelona de Guardiola. Victoria aparentemente plácida pero con una dosis de sufrimiento innecesario al final ante un Sporting de Lisboa, que sólo intimidó a los culés cuando éstos llevaban dos goles de ventaja en el marcador.

Guardiola volvió a hacer cambios en la alineación. Con Abidal fuera de la convocatoria, el eje de la zaga fue para Piqué, (gran partido el suyo) y Márquez, dejando el lateral izquierdo para Puyol. Keita actuó de medio centro defensivo por detrás de Iniesta y Xavi, con Messi y Henry en los costados del ataque y Eto’o en la posición de ‘9’.

El primer gol fue obra de Márquez, al rematar en el segundo palo un córner botado por Alves. Henry, muy criticado por su falta de efectividad de cara a puerta, estuvo muy participativo durante todo el partido, pero de nuevo, sin acierto. Con el 1-0 el Barcelona dominaba el centro del campo y el equipo lisboeta sólo creaba peligro gracias a disparos lejanos. Pero no fue hasta el minuto 15 de la segunda mitad cuando llegó el segundo tanto de los blaugranas. El Sporting se acercaba a los dominios de Valdés, pero en una jugada aislada, Tonel cometió un absurdo penalti a Eto’o que el propio camerunés se encargó de transformar.

Con el 2-0 llegó la relajación del Barcelona. Guardiola retiró a Eto’o para dar entrada a Touré y poco después introdujo a Pedro en lugar de Henry. Entre tanto, el Sporting puso la incertidumbre en los aficionados del Camp Nou cuando Tonel remachó a la red un córner en el minuto 74.

Fue sólo un espejismo, con el gol en contra, el Barça despertó y apareció Iniesta. El de Fuentealbilla está de dulce, y a pesar de partir desde el interior izquierda, se hinchó a dar pases interiores que sus compañeros no aprovechaban, hasta que a tres minutos del final, una genial asistencia del manchego le sirvió a Xavi para poner la sentencia en el marcador.

Goles PSV-Atlético

Goles Barcelona-Sporting Lisboa

PD: No puedo entender que Paulo Assunçao sea titular en el Atlético, y tampoco que Puyol juegue de lateral izquierdo en el Barcelona.