Archivo de la etiqueta: error

Barça y Madrid más allá del clásico


Como sabéis, la falta de tiempo ha provocado que no pueda actualizar el blog todo lo que me gustaría, hasta el punto de que parezca casi abandonado. Varias veces me he planteado cerrarlo, porque no me gusta que algo con lo que me comprometo, se quede siempre a medias. Sin embargo, en días como hoy, me alegro muchísimo de no haberle echado el cierre definitivo porque puedo compartir con vosotr@s delicias como este gran análisis del no menos grande Anuar Marrero. Además me gustaría aprovechar para darle las gracias a él y al resto de colaboradores, porque son los que han hecho que este pequeño rincón del fútbol siga vivo.

[Por Anuar Marrero]

Cuando analizamos las causas de cualquier fenómeno o hecho podemos distinguir entre coyunturales y estructurales. El fútbol, a pesar de ser algo trivial, también puede abordarse desde este enfoque. Del partido del sábado podemos extraer dos tipos de razones; las que llevaron al Barça al ganar específicamente ese partido por ese resultado (que ya habréis leído hasta la saciedad y en las que no nos pondremos de acuerdo) y las que llevan a que el Barça hoy por hoy sea muy superior al Madrid. Me ocuparé de estas últimas.

Para empezar voy a huir de explicaciones simplistas y de buena aceptación en la prensa. No creo que haya una política deportiva buena per se, sino que todo depende de los resultados que genere. La prensa ahora ensalza la apuesta por la cantera del Barça, pero olvidan que ese equipo empezó a construirlo Rijkaard sobre la base de  Deco, Ronaldinho y Eto’o, fichados todos a golpe de talonario. Luego fueron sustituidos por Iniesta y Messi, pero sin aquel desembolso no sabemos como hubiese sido la evolución de los canteranos. Evidentemente es necesario cuidar la cantera más de lo que lo hace el Madrid, pero un equipo grande está obligado a fichar cracks, como lo ha hecho el Barça siempre. Porque Messi te sale uno cada 100 años si tienes suerte.

Toda política llevada hasta el paroxismo termina siendo negativa.  Y ese es el verdadero problema de Florentino.  Su política (la de fichar cracks para revalorizar la marca y aumentar ingresos) no me parece mala por sí misma. Me parece mala porque los resultados así lo han sido. Acúsenme de utilitarista, pero en algo tan banal como el deporte, me parece que hay poco más allá de los resultados. Y se ha revelado cómo mala porque a la hora de aplicarla no tiene en cuenta criterios deportivos. El Barça de baloncesto, sin ir más lejos, ha llevado a cabo una política muy parecida, fichando a buena parte de los mejores jugadores de Europa. Pero como está dando resultados nadie la critica.

El fútbol es un deporte de equipo, cosa que se olvida con cierta facilidad.  Es en ese espacio en el que hay que colocar a los cracks. Son jugadores capaces de decidir en momentos concretos. Son los solistas de una buena orquesta. Sin un sustento, sin una buena estructura en la que apoyarse, sin una idea colectiva, su talento naufraga en el caos. Se convierten en el único recurso de un equipo incapaz. Y ese es el verdadero problema el Madrid. Los fichajes de Florentino son demasiados agresivos. Reniega de los jugadores de clase media alta, los encargados de cohesionar al equipo.

Además los cracks no responden al más mínimo criterio deportivo. Por ejemplo, tanto Fábregas como Ribery son cracks. Pero el catalán vendría a solucionar una necesidad objetiva, mientras que el francés crearía un problema añadido. Saturaría la delantera y partiría a un equipo con más aceleración que fútbol, un equipo que corre más de lo que piensa. He aquí mi argumento principal, de que fichar cracks no es necesariamente malo. Fábregas sería un buen fichaje, Ribery sería un desacierto. No obstante son dos de los mejores jugadores del mundo.


Por otra parte también podemos evaluar a los jugadores de dos maneras diferentes, por sus características objetivas y por rendimiento. Más allá de los desequilibrios, el Madrid tiene un equipo de un nivel técnico e individual altísimo. Pero ninguno de los grandes jugadores han aparecido cuando se les necesitaba. Cristiano tiene más recursos ofensivos que Messi. Tiene mejor físico, mejor tiro a puerta, y remata muy bien de cabeza. Sin embargo, no ha aparecido cuando su equipo lo necesitaba. Messi ha aparecido siempre. Y teniendo en cuenta que no han aparecido ni C ristiano, ni Kaka, ni Benzema también cabe preguntarse hasta que punto estos jugadores tienen el nivel que se les presupone. Otro ejemplo clásico es Pedrito. Técnicamente muy limitado para la posición que ocupa, se ha sabido adaptar al equipo y su rendimiento ha sido óptimo.

Por último, y aunque me duela, debo mencionar a Pellegrini. Me parece un fantástico entrenador, pero parece obvio que también tiene su cuota de responsabilidad. No ha sabido sacarle un rendimiento aceptable a la plantilla, y su propuesta ha sido muy inconstante. Pero su función ha sido más importante de lo que creemos. Llevó a cabo la difícil tarea de sentar a Raúl, y ha gestionado un relevo generacional en el Madrid. Aún así, soy de la idea de que la decisión más acertada sería la de traer a un entrenador estrella y otorgarle plenos poderes y un proyecto a largo plazo.

Pero Florentino, un fundamentalista de su política no se la replanteará a pesar de los resultados. Volverá a realizar un desembolso brutal, terminará con una plantilla desequilibrada que será el centro de todas las críticas, por demasiado ambiciosa. Quizás, por la calidad individual de alguno de sus jugadores consiga ganar elgún título que corra una cortina de humo. Pero Florentino tiene algo en su contra esta vez. Y es que ya conocemos su política y las consecuencias de la misma.

Anuncios

El Efecto Catástrofe


[Por El Mental Coach]

¿Os ha sucedido alguna vez eso de cometer un error y a continuación ‘no dar una a derechas’?.  Si juegas al fútbol, ¿no te ha pasado eso de fallar un gol que considerabas fácil y, después, tener un día desastroso?

Cuando erramos tenemos la tendencia a imaginarnos las consecuencias futuras de ese error. Pensamos: qué dirá mi entrenador por haber fallado el tiro libre, qué dirá la prensa esta semana, nos espera una semana durísima, que dirá mi padre del gol fallado… En realidad, lo que hacemos es proyectar nuestra mente al futuro pensando en las consecuencias de un error que ya es pasado.

Es lo que yo llamo el “Efecto Catástrofe”. De un error pasado creamos la catástrofe futura. En realidad es bastante ridículo, ya que cambiando el presente, cambiamos también el futuro.

El Efecto Catástrofe sigue estas pautas:

  • Nos hace pensar en la catástrofe futura, consecuencia de nuestro error. Por ejemplo: si jugando al tenis hemos fallado un servicio, estamos continuamente pensando que perderemos el punto, que el siguiente juego saca el contrincante y que perderemos el set.
  • Para remediar la catástrofe futura nos obligamos a hacer el “golpe perfecto”. Es decir, hemos fallado y ahora tenemos que recuperar el error pasado. Es cierto que debemos ser ambiciosos y recuperar el punto perdido, pero ¿estamos ahora en la mejor condición de hacerlo?.

Si hemos cometido un error y empezamos a frustrarnos por ello, yo siempre recomiendo hacer lo siguiente:

  • ¡Concéntrate en el presente!. Analiza dónde está centrada tu atención ahora. Si estás pensando en las consecuencias futuras de tu error, así que vuelve al presente.
  • ¡Olvida el golpe perfecto!. Si has fallado un penalti y no estás preparado para tirar el siguiente, no tienes por qué hacerlo. 
  • Un error es un resultado, no un fracaso. Toda acción tiene un resultado y, todos los resultados, no tienen por que ser como deseamos. Quita importancia a los resultados negativos, son siempre una oportunidad para mejorar y aprender.
  • Nunca personalizar el error. Tú no eres el error. Si fallas un penalti no significa que seas un mal tirador de penaltis. Si fallas un primer servicio no quiere decir que uno sea malo en  los primeros saques. Es sólo un resultado y ya es pasado.

Recuerda que para evitar el Efecto Catástrofe, hay que volver al presente, al ‘ahora’. Cambia el presente y cambiarás el futuro.

Os dejo este video; es cierto que no somos Chiquito de la Calzada,  pero, a veces, es ridículo como creamos una catástrofe de un simple resultado. La próxima vez que experimentes el efecto catástrofe, piensa en lo que diría Chiquito y, verás como la catástrofe se desvanece.

Las claves del Atlético-Barça


[Por Anuar Marrero]

Evidentemente, la derrota del Barcelona ayer se debió fundamentalmente a las numerosas ausencias en defensa. Pero de lo que voy a tratar es de exponer cuales fueron a mi juicio las razones concretas del resultado.

  • De todas las bajas en defensa, sin duda la más importante es la de Alves, porque su ausencia se nota en todo el campo. De hecho una gran parte del rendimiento de Messi se debe al apoyo desde la banda del brasileño. Además, debido a la nula contribución en defensa del argentino, Alves tiene que ocuparse de toda la banda. Para compensar esta ausencia Guardiola apostó por un jugador veloz y con recorrido como Jeffren. Keita y Busquets serían los encargados de auxiliar al canterano en defensa. Pero la lesión del malí y la entrada de Pedro rompieron el esquema. Busquets es buen jugador, pero tiene un recorrido limitado y no abarca mucho campo. Así Jeffren tuvo que vérselas él solito contra Simao, Antonio López y Agüero que inteligentemente se dejaba caer a esa banda. La inclusión de Jeffren es quizás el primer error de bulto que le hemos visto cometer a Guardiola.
  • Sin Alves el Barça pierde profundidad. Además al no tener quién le doble, Messi tiende a irse al centro, donde su regate y su velocidad pierden efectividad.  La ausencia de Piqué también perjudicó al equipo en la salida del balón, faceta en la que estuvo espeso. Hubo una falta de entendimiento total entre Milito y Puyol. No se coordinaron y tiraron mal el fuera de juego, y con la velocidad de los puntas del Atlético eso es letal.

  • En infinidad de ocasiones he dicho que la posesión no tiene por qué estar relacionada con el buen juego. El Barça llegó a tener un 66% pero estuvo impreciso y acelerado, y no trenzó bien el juego. Se dejó meter en el ritmo de ida y vuelta de los colchoneros, en el que Iniesta y Xavi no se desenvuelven bien.
  • El equipo blaugrana está muy acostumbrado a jugar  a favor de marcador. Cuando cómo ayer pasa al contrario, especialmente fuera de casa, el equipo tiende a acelerarse y a jugar con cierta ansiedad. Hubo mucha conducción y muchas pérdidas de balón.

Probablemente existan muchas más razones, pero éstas me parecieron las más relevantes. Cuando  Guardiola lo hace bien (casi siempre) hay que felicitarle, pero me parece que ayer estuvo mal. Las virtudes del Atlético eran de sobra conocidas. Contraataque, puntas veloces, juego por las bandas. Y con el planteamiento táctico fue incapaz de contrarrestarlas. Cierto es que tenía muchas bajas, pero el fútbol también es así, y es importante encontrar soluciones en los peores momentos. También me gustaría señalar el agujero que tiene el Barça en la posición de extremo izquierdo. Henry está desaparecido, Iniesta juega mejor en el centro del campo, y aunque Pedro esté rindiendo bien, estaremos de acuerdo en que no es un jugador con nivel para ser titular en el Barça. Aporta soluciones, trabajo y goles desde el banquillo, pero en partidos importantes se notan sus carencias.

El error de Wenger


Hoy toca polémica. Como siempre que se osa discutir una decisión de un gurú futbolístico y más si ese gurú se llama Arsène y se apellida Wenger. Del partido del Villarreal-Arsenal se hablará del golazo estratosférico de Adebayor, del partidazo de Senna, de las dos partes tan diferentes del encuentro, o del favoritismo de los gunners para la vuelta.

arsene_wenger-villarrealPero no creo que se hable de Wenger y de lo que en mi humilde opinión es un error táctico. Y ese error es renunciar al 4-4-2. Porque el 4-4-2 ‘clásico’ ha sido el que más éxitos les ha dado a los equipos del francés, y es el planteamiento en el que los jugadores se sienten más cómodos.

Sin embargo, en El Madrigal hemos visto  que el 4-2-3-1 ha sido la táctica elegida por los londinenses. En vez de jugar con dos delanteros, Wenger prefiere reforzar la medular con Alex Song acompañando a Denilson, dejando la mediapunta para Fábregas y con Adebayor sólo arriba. En el partido frente al City del fin de semana, el experimento salió bien, el equipo ganó y convenció, y podría justificarse por la baja de Van Persie, pero hay algo que sigue chirriando.

Porque si os fijáis, a pesar de que Cesc ha dado tres asistencias de gol en estos dos partidos, ninguna ha sido desde la posición teórica de mediapunta, sino como mediocentro, en la posición en la que juega en el 4-4-2. Porque el catalán, que es el auténtico motor de este Arsenal, se siente mucho más cómodo en la medular, que es su posición natural. Como es tan buen jugador, su actuación puede ser fantástica en ambos puestos. Sin embargo, cuando como esta noche, tiene que jugar entre líneas, entra menos en contacto con el balón, tiene menos referencias delante para entrgarlo y por tanto, sufre más. Además, su despliegue físico es mucho mayor, precisamente por el hecho de acaparar menos posesión.

cesc1Por otro lado, sin el apoyo cercano de Fábregas, Denilson, (que es un magnífico pelotero y no me cansaré de decirlo) se convierte en un jugador vulgar, incapaz de asumir las labores de organización de un equipo como el de Londres, que hace de la posesión del balón su principal arma.

Pero es que además, esa inclusión de Cesc por detrás del punta, obliga al equipo a jugar con un sólo delantero, por lo que a pesar de que tanto las bandas, como los mediapuntas puedan descolgarse, le resta capacidad ofensiva. Y esto es especialmente preocupante en un Arsenal que a pesar del buen estado de forma de sus delanteros, no posee ni de lejos la misma pegada que los equipos punteros de Europa, quienes a fin de cuentas son rivales contra los que lucha tanto en Champions como en la Premier, y que persiguen sus mismos objetivos a final de temporada.

Por estos motivos y porque el Arsenal que enamora es el del 4-4-2, desde aquí le pido a Wenger, que estoy seguro de que lee este blog, que devuelva a Cesc al eje del mediocampo y que alinee a dos delanteros, aunque estos tengan que ser Bendtner, Vela o un chaval del filial. Mira, lo mismo le sale un ‘Macheda’.

También podría hablaros del error de Pellegrini de no poner a Pirès de inicio, con todo lo que para él suponía este partido, y de la reincidencia en el error cuando tras la lesión de Cani, el técnico chileno ha decidido que entre Matías Fernández en vez del francés, pero creo que eso es cosa de otro post.

Por cierto, el partido acabó 1-1. Aquí podéis ver un pequeño vídeo resumen. Ojo a los dos goles que son para enmarcar.

Sólo un apunte. Todavía sigo sin creerme que el Porto haya empatado a 2 en Old Trafford frente al Manchester United. Y por lo que me ha dado tiempo a ver, los de Ferguson han tenido que dar gracias porque ha podido ser mucho peor. De no ser por el ‘pase a lo Laudrup’ del central Bruno Alves a Rooney, y porque Tévez es un feo maravilloso, nuestros vecinos estarían acariciando las semifinales de la Champions League.

Para quien no haya entendido nada del último párrafo, aquí os dejo los goles del partido.

Resultados 1/4 de Final Champions League

Villarreal 1-1 Arsenal
Man. United 2-2 Porto

PD: Nogués nuevo entrenador del Betis. Valor y al toro que se dice en estos casos.