Archivo de la etiqueta: coupet

Vuelve el fútbol total


Me rindo ante la evidencia. Este Barça es de otro mundo y esto es, en gran parte, gracias a Pep Guardiola. A mí no me gustaban sus rotaciones, ni la mayoría de sus declaraciones y pensaba (y sigo manteniendo) que un jugador como Iniesta, que ve el fútbol un segundo antes que el resto de la humanidad, debe jugar de mediocentro y no de extremo.

Sin embargo, hoy he visto, de la mano de Pep, a uno de los mejores Barcelona que recuerdo. La alineación inicial suscitaba algunas dudas. Con Puyol en el lateral y con Busquets y Gudjohnsen en la medular. Pero todo carburó desde el principio.

Márquez remató un córner clásico de los tiempos de Rijkaard en el minuto 3, y el Barcelona ya ganaba antes de que el Atlético hubiese bajado del AVE. En la siguiente jugada de ataque, Messi se metió hasta la cocina y forzó un penalti de Ujfalusi que Eto’o se encargó de transformar en el 2-0.

El tercero fue el colmo de los despropósitos. Era el minuto 8 y había una falta en la frontal del área favorable al Barça. Coupet colocaba la barrera apoyado en uno de sus postes como si estuviese descansando, y Messi fue el más listo de la clase y al no haber pedido barrera, pudo disparar antes de que el portero y los defensas rojiblancos estuviesen colocados. Claro, así la pelota entró mansamente en una portería vacía. Hasta al realizador de la televisión le pilló desprevenido.

Pero el Barça no paró ahí. A pesar del 3-1 de Maxi, los culés no perdieron la ambición e hicieron el cuarto tanto por medio de Eto’o antes de llegar al minuto 20. Pero es que además, tuvieron un mano a mano de Messi tras una jugada antológica del argentino y un disparo con rosca de Iniesta que se estrelló en el poste de la meta de Coupet.

Precisamente de otro palo de Iniesta, al que sólo le faltó el premio del gol, vino la jugada del quinto gol del Barcelona. Tras una gran jugada, el rechace de la madera le cayó a un activo Gudjohnsen que se ha reconciliado con el gol y marcó a puerta vacía. 5-1 y quedaba todavía una hora de partido.

De la mano de Iniesta y Xavi, el Barça bailaba sobre el verde y el Atlético se limitaba a mirar. En la segunda parte, el espectáculo fue dantesco. Un equipo culé que no quería hacer demasiada sangre, y un equipo rojiblanco que había bajado los brazos, que se dedicaba a deambular pobremente sobre el campo.

Sólo Bojan y Henry tenían ganas de continuar la fiesta y lo consiguieron al triangular en el borde del área madrileña y acabar la jugada en gol ccon un remate espectacular del francés. El Barcelona puso de pie a todo el estadio. Combinó, trianguló y sobre todo definió, aunque si en tu línea de medios tienes a un chaval de Albacete llamado Iniesta y a un señor de Terrasa llamado Xavi, todo es mucho más fácil.

Pero es que además de estos dos genios, hay por ahí un tal Messi, al que le ha dado por querer ser el mejor jugador del mundo, y si no lo ha conseguido ya, está muy cerca de hacerlo. Hoy ha estado sublime, ha hecho un gol, ha provocado un penalti, ha vuelto loca a la defensa y ha hecho un eslálom memorable que si llega a acabar en gol hubiese sido uno de los más bellos de los últimos años. Además, ha salido muy reforzado en su particular duelo con el ‘kun’ Agüero, al que hoy ha ganado por la mano, como en las cartas.

Seguridad defensiva, presión en mediocampo y sobre todo, mucha pólvora arriba son las señas de identidad de un Barcelona, que con el sello de Pep, cada vez recuerda más ese que bordaba eso del fútbol total.

PD: Como llevaba tiempo sin escribir, dos posts de golpe. Si no habéis visto el gol de Ibrahimovic de esta tarde os lo recomiendo. Si el domingo tengo un rato, os pongo un enlace.

Anuncios

Vuelve ‘la elástica’ y vuelve el fútbol


Después de mis minivacaciones por Praga y Viena (ciudades que recomiendo visitar) vuelvo con energías renovadas y con mucha hambre de fútbol. Gracias a los Juegos Olímpicos y a la previa de la Champions, no se echa tanto de menos el balompié como otros veranos, pero todos los aficionados estábamos deseando que volviese el fútbol de alta competición.

Y ya lo ha hecho. El pasado fin de semana se abrió el telón en Francia con una Ligue 1 más abierta que otros años. El Lyon, campeón de las últimas siete ediciones, se ha reforzado con gente joven, como el portero Lloris al que también quería el Milan, pero sobre todo con la experiencia que le aportarán Makoun, Mensah o Piquionne y además ha conseguido retener (de momento) a Benzema. Pero ha perdido a jugadores clave o que al menos estaban llamados a serlo. El portero y capitán Coupet ha llegado al Manzanares y Squilacci reforzará al Sevilla de Jiménez. Además, el talentoso Ben Arfa ha dejado el club lyones para recalar en el Olympique de Marsella, donde será el relevo de Nasri, que se ha marchado al Arsenal. A pesar de todo, el Lyon comenzó arrasando al Tolouse 3-0.

Las alternativas al Lyon deberían ser, además del Marsella, el Girondins y el PSG. Los de Burdeos le han ganado la Supercopa a los de Gérland, y cuentan con gente muy interesante arriba como Chamakh, Gouffran, Gourcuff, un renacido Cavenaghi y los jovencísimos Saivet y Obertan. Los de la capital, por su parte, han fichado a Makelele, Giuly y el joven del Liverpool David N’Gog.

Por otro lado, ayer empezó la Bundesliga con un interesante Bayern de Munich-Hamburgo. Los pupilos que ahora dirige Jurgen Klinsmann, apenas han renovado su plantilla, echaron mucho de menos a jugadores clave que eran baja por lesión, como Toni o Demichelis y dejaron escapar una cómoda ventaja de 2-0 para que el Hamburgo lograse empatar gracias a un cabezazo de Guerrero y un penalti que transformó Trochowski.

Por último, acaba de empezar la Premier League y aunque el mejor análisis lo podéis encontrar en el blog de Jorge, Welcome to the Football, si os digo que el Arsenal ha empezado ganando al West Brom y que Nasri ya ha hecho de las suyas marcando el gol de los gunners. Aunque no haya habido fichajes de relumbrón, la liga inglesa va a ser apasionante. Veremos si el Tottenham es capaz de convertirse en la alternativa a los cuatro grandes. De la mano de Modric y Bentley, y dirigidos por Juande, pueden hacer grandes cosas.

También tengo ganas de ver al resucitado Chelsea de Scolari, con Deco y Lampard haciendo pareja en el mediocampo. El Liverpool ha vendido a Crouch y se ha reforzado con Robbie Keane y los de Rafa Benítez deberán superar en esta temporada su asignatura pendiente, la regularidad en la Premier. El Manchester United deberá sobreponerse a la baja por lesión de Cristiano, y a su falta de motivación pero tiene un equipo más que capacitado para repetir los triunfos de año pasado.

Y por último el Arsenal de Wenger, que sin Flamini que se salió el año pasado, ni Gilberto Silva, le dará los galones de acompañante de Cesc al brasileño Denilson ¿podrá aguantar la presión?. Yo pienso que sí y de momento, ha empezado dando una asistencia.

PD: Usain Bolt es sobrenatural