Archivo de la etiqueta: Chievo Verona

¡Pobre fútbol italiano!


No me gusta Ranieri. Nada. Es buen tipo, e incluso le recuerdo varias anécdotas en sus ruedas de prensa con el Valencia y el Atlético de Madrid, le ganó al Madrid en Champions con un buen planteamiento y un juego efectivo. Pero sus equipos son muy aburridos. Tanto, que ha ‘conseguido’ que a un entusiasta del Calcio como yo, que además llevaba tiempo queriendo ver con detalle un partido de la Juventus, le dieran ganas de apagar el ordenador e irse a hacer cualquier otra cosa.

Esto sería normal si el partido hubiese acabado 0-0, pero lo verdaderamente preocupante es que el Juventus-Chievo Verona de esta tarde, ha terminado 3-3. Más allá de los 6 goles, del hat-trick de un currante como Pellissier, de Chiellini, su máscara y su gol o de la resurrección de Camoranesi que ha sido el más determinante de la Vecchia Signora, el partido deja conclusiones preocupantes.

La primera, específica. El déficit de talento en la Juve. Con Nedved en el banquillo, sólo Del Piero y Giovinco parecen ser jugadores diferentes, capaces de sacar al espectador del tedio y cuando, como hoy, no reciben balones, el equipo se diluye. El resto, morralla. Marchisios y Marchionnis deambulan por un medio del campo turinés, en el que sólo Tiago parece aportar algo de luz. Y así no se va a ninguna parte.

La segunda, más general. La crisis galopante del fútbol transalpino. Parece que a los aficionados les está pasando lo que a mí esta tarde. Los estadios vacíos son el primer síntoma. Lejos quedan ya aquellos años de finales de la década de  los 90 en los que hasta siete equipos tenían posibilidades reales de ganar el Scudetto y brillaban en Europa. Aquel Parma de Buffon, Thuram y Crespo, la Lazio de Nesta, Dejan Stankovic y Verón y la Fiorentina de Rui Costa y Batistuta se sumaban a Inter, Milan, Roma y Juventus y hacían del Calcio la mejor liga del mundo.

Hoy en día, para desgracia de los que como yo disfrutamos con el futbol de Italia, el Scudetto no es ni la sombra de aquel que asombraba al mundo. Ningún representante en cuartos de final de la Champions League. Un Inter diseñado a medida de Mourinho para ganarlo todo, que se estrelló contra el Manchester United y se fue para casa sin poder hacer nada y un Milan convertido en un cementerio de elefantes, en el que sólo se salvan Pirlo, Kaka’ y el fantástico y precoz Pato, que sufrirá hasta el final para meterse en Champions son el fiel reflejo de una decadencia que parece no tener fin.

del-piero_sad2

La liga está perdiendo competitividad, y lo peor, que no se atisba una salida. La clase media-alta (Fiorentina, Napoli, Genoa, Udinese…) trata bien la pelota y suele apostar por el fútbol, pero siguen estando varios escalones por debajo de la aristocracia futbolística italiana y la Roma, que podría ser el animador del campeonato sufre una enorme depresión desde principio de temporada. Así, la única alternativa a este Inter al que un grandísimo Ibrahimovic le está bastando para liderar la liga con solvencia, es la Juventus, esa Juventus que ha hecho que me aburra a pesar de empatar a tres, esa Juventus de Ranieri, que a pesar de ser un buen tipo, no me gusta nada.

PD: Partidazo Manchester United-Aston Villa, vibrante veloz y divertido. Y a pesar de la derrota en el descuento, sigo siendo muy de Martin O’ Neill, y me encantaría que se  acabase metiendo en Champions.

Anuncios

El ‘Kun’ y Messi se pasean ante Brasil


Antes de nada tengo que decir que me parece ABSOLUTAMENTE VERGONZOSO que RTVE (Radio Televisión Española) a quienes tanto se les llena la boca con que van a dar más de 1000 horas de Juegos Olímpicos en exclusiva, y quienes han anunciado a bombo y platillo el duelo Messi contra Ronaldinho han dado el partido EN DIFERIDO.

Vamos con el partido. Era el duelo en la cumbre, la final anticipada y todos los tópicos que le queráis poner. Era un Brasil-Argentina, y eso se notó para mal. En la primera parte los dos equipos salieron tensos, nerviosos y sin querer correr riesgos debido a lo mucho que se jugaban. Mucho centroocampismo y muchas imprecisiones. Por parte brasileña, Anderson se olvidó de crear fútbol y se pegó como una lapa a Messi, obligando a éste a bajar hasta mediocampo para recibir balones y Diego no estuvo nada acertado durante todo el encuentro.

De los argentinos sólo brilló Di María, muy móvil por el centro y ambas bandas, y provocando varias acciones de peligro y algún destello de Messi. También me gustó Mascherano, un perro de presa fantástico que impidió cualquier atisbo de fantasía de la canarinha y que ha provocado las dos expulsiones brasileñas.

En la segunda parte el partido se activó y para desgracia de Fer y Marc (que le deben haber cogido cariño a la verdeamarela) apareció el ‘Kun’. El delantero del Atlético de Madrid, que había estado casi inédito en el primer tiempo desvió un disparo del jugador del Benfica Di María y cambió la trayectoria del balón despistando al nuevo portero del Valencia Renan, que encajaba su primer gol en estos Juegos Olímpicos. Era el minuto 51 y la albiceleste abría el marcador.

El rumbo del partido pudo cambiar si el latigazo del bético Sóbis hubiese entrado en la portería de Romero, pero el balón se estrelló en el poste. Tan sólo 4 minutos después llegó la sentencia Argentina. De nuevo Agüero remataba a placer un pase de la muerte de Garay, tras una jugada de Messi que caracoleó hasta meterse dentro del área y se la cedió al central del Racing de Santander.

Con el 2-0 llegó el único destello de Ronaldinho, y fue, como no, a balón parado. El milanista estrelló un balón en la madera en un libre directo desde unos 30 metros. En esa misma jugada, su compañero de club y selección, Alexandre Pato marcaba pero su gol era anulado por un claro fuera de juego. Ronaldinho, por cierto, ni está ni se le espera. Se confiaba en una resurrección en estos Juegos pero no se ha producido. El de Portoalegre está lento, apático, desganado, desacertado y falto de ritmo. Tiene solo 28 años pero parece que tuviese 40.

Otro que juega andando, pero sigue siendo clave para su equipo es Riquelme. Él transformó el tercero en un penalti cometido sobre Agüero tras una jugada enorme de Messi. Con el 3-0 los argentinos se sabían finalistas y comenzaron a disfrutar. Bailaron a Brasil y tocaron el balón por todo el campo. Y esto desquició a los brasileños que respondieron con entradas muy violentas. Lucas Leiva y Thiago Neves fueron expulsados y reflejaron la impotencia de la pentacampeona, que salía humillada del clásico.

En la otra semifinal, la sorprendente Nigeria barrió a los belgas por 4-1. Un partido muy entretenido en el que han brillado el jugador del Chievo Verona italiano Victor Obinna (Nsofor en su camiseta) y el mediapunta del Hoffenheim alemán Chinedu Ogbuke (Obasi) que ha marcado dos goles, uno de ellos un misil desde fuera del área.

Aquí os dejo algunos de los goles del Nigeria-Bélgica. El segundo es de Obasi y ojo al de Bélgica, que es espectacular

PD: Y mañana debuta Del Bosque, a ver que tal…