Archivo de la etiqueta: camoranesi

Gourcuff y el Bayern Munich


Debería estar estudiando los textos sobre nacionalismo del profesor Juan Pablo Fusi, pero no me puedo resistir a comentar lo que ha pasado esta noche en el Grupo A de la Champions League, y muy especialmente lo sucedido en el Allianz Arena.

Porque esta noche el Girondins de Burdeos ha dado un golpe en la mesa, y le ha ganado 0-2 al Bayern de Munich, con un partido soberbio de sus estrellas (Gourcuff y Chamakh) que ha dejado a los de Van Gaal con una estocada muy profunda, y con pie y medio fuera de la Liga de Campeones.

Con este resultado, el grupo queda así, a falta de dos jornadas para el final de la primera fase, el Girondins de Blanc ya está clasificado para octavos, con 10 puntos, la Juventus con su victoria de hoy en Israel, tiene 8, el Bayern está tercero con sólo 4 y el Maccabi Haifa es último con 0 (aunque ojo, que tienen gente interesante y aún pueden dar un sustito).

van gaal bayernEsto demuestra otra vez que mis conocimientos del fútbol cada vez son más pequeños, porque desde el principio de temporada, había puesto mis esperanzas en que el Bayern fuese el gran ‘outsider’ para ganar esta Liga de Campeones. Me gusta mucho cómo han fichado este verano. A falta de un buen portero, porque ni Butt ni Rensing me parecen de garantías, creía que habían subsanado las carencias de los años anteriores.  Pensaba que Tymoschuk le iba a dar equilibrio en el medio campo, que Pranjic, que lleva varios años saliéndose en el Heerenveen, le iba a dar profundidad tanto en el lateral izquierdo como de interior, que Mario Gómez iba a ser el gran goleador que fue el año anterior en el Stuttgart, que Robben y Ribery serían una pareja letal en los extremos y sobre todo, confiaba en Van Gaal.

El técnico holandés, después de que le dieran por muerto tras su salida del Barcelona, maravilló a Europa con sus temporadas en el AZ, con el que rompió la hegemonía de los tres grandes de Holanda. Personalmente, le consideraba el técnico ideal para este Bayern Munich, el arquitecto para un proyecto verdaderamente ambicioso, que imprimiera el carácter que le faltaba al equipo el año pasado, cuando lo dirigía Klinsmann.

Pero nada más lejos de la realidad. Pocas noticias buenas tiene este Bayern, del que sólo se salvan los jóvenes, Müller (ausente hoy por sanción) y Badstuber, de quienes Áxel Torres habla maravillas en este artículo. Por lo demás, prácticamente fuera en la Champions y sexto en la Bundesliga. Y lo peor, es que no hay ni rastro de una de las virtudes que se le presupone a todos los equipos de Van Gaal, la solidez.

Precisamente solidez es algo que le sobra a su rival de esta noche, el Girondins de Burdeos. A pesar de que la mayoría de los expertos vaticinaron que los de Blanc iban a dejar fuera a Bayern o a Juventus, yo he sido escéptico hasta esta misma noche (en la que ya no me quedaba otra, porque ya se han clasificado para octavos).

Sobre el papel, tanto alemanes como italianos tienen una plantilla superior a la del Burdeos, tanto en calidad como en número de efectivos, pero ha sido comenzar a rodar el balón, y los de Blanc han demostrado una superioridad enorme durante lo que llevamos de primera fase.

gourcuff girondinsTienen a un superclase llamado Gourcuff, un genio del balón que lo tiene todo para marcar una época si se lo propone. Es difícil ver a un mediapunta con esa visión, ese golpeo del balón, ese manejo de ambas piernas, con sólo 23 años. El apodo de ‘le petit Zizou’ se lo han puesto a varios jugadores en Francia, pero parece que en este caso, está completamente justificado.

Se destapó en el Rennes, y sus portentosas actuaciones le valieron un millonario traspaso al Milan en 2006. Quién sabe si por la presión,  por precipitarse demasiado, por estar ensombrecido por Kaka’ o por encontrarse lejos de su Francia natal, el joven Yoann no rindió como se esperaba en San Siro, y al no gozar de oportunidades, se fue cedido al Girondins de Burdeos. El año pasado los de Blanc salieron campeones y destronaron al Lyon, con Gourcuff como máxima estrella.

Cuando todo parecía indicar que Gourcuff sería el sustituto de Kaka’ en el Milan esta temporada, porque ya es un jugador mucho más maduro y formado que cuando llegó a Italia, y porque su juego y sus características son muy similares a las del hoy jugador del Madrid, el club de Berlusconi hizo una de las operaciones más inexplicables que se han dado en el mundo del fútbol.

Los ‘rossoneri’ aceptaron que en el contrato de cesión se incluyese una opción de compra del jugador por 14 millones de euros. Un precio ridículo para un jugador tan inmenso, que el Girondins pagó alegremente. El resto de la historia es conocida, Gourcuff es la estrella emergente del momento, y el Milan en su puesto tiene a Ronaldinho.

Cuentan que Galliani, vicepresidente y máximo responsable de la parcela deportiva del Milan, se quedó calvo, (y ahora se parece a Fétido Addams) de tanto tirarse de los pelos por el affaire Gourcuff.

PD: Del resto de la jornada, hay que destacar que el Atlético ya está fuera de la Champions, precisamente la noche en que mejor ha jugado, pero es que Drogba, es muchísimo Drogba. Que Pato es un fuera de serie (por algo el Milan pagó 20 millones de euros por él cuando aún no había cumplido 18 años) y que ojito con Dzagoev, que va para crack, si no lo es ya. En esta página podéis ver los goles del Machester United – CSKA Moscú, el 0-1, es de Dzagoev.

Anuncios

¡Pobre fútbol italiano!


No me gusta Ranieri. Nada. Es buen tipo, e incluso le recuerdo varias anécdotas en sus ruedas de prensa con el Valencia y el Atlético de Madrid, le ganó al Madrid en Champions con un buen planteamiento y un juego efectivo. Pero sus equipos son muy aburridos. Tanto, que ha ‘conseguido’ que a un entusiasta del Calcio como yo, que además llevaba tiempo queriendo ver con detalle un partido de la Juventus, le dieran ganas de apagar el ordenador e irse a hacer cualquier otra cosa.

Esto sería normal si el partido hubiese acabado 0-0, pero lo verdaderamente preocupante es que el Juventus-Chievo Verona de esta tarde, ha terminado 3-3. Más allá de los 6 goles, del hat-trick de un currante como Pellissier, de Chiellini, su máscara y su gol o de la resurrección de Camoranesi que ha sido el más determinante de la Vecchia Signora, el partido deja conclusiones preocupantes.

La primera, específica. El déficit de talento en la Juve. Con Nedved en el banquillo, sólo Del Piero y Giovinco parecen ser jugadores diferentes, capaces de sacar al espectador del tedio y cuando, como hoy, no reciben balones, el equipo se diluye. El resto, morralla. Marchisios y Marchionnis deambulan por un medio del campo turinés, en el que sólo Tiago parece aportar algo de luz. Y así no se va a ninguna parte.

La segunda, más general. La crisis galopante del fútbol transalpino. Parece que a los aficionados les está pasando lo que a mí esta tarde. Los estadios vacíos son el primer síntoma. Lejos quedan ya aquellos años de finales de la década de  los 90 en los que hasta siete equipos tenían posibilidades reales de ganar el Scudetto y brillaban en Europa. Aquel Parma de Buffon, Thuram y Crespo, la Lazio de Nesta, Dejan Stankovic y Verón y la Fiorentina de Rui Costa y Batistuta se sumaban a Inter, Milan, Roma y Juventus y hacían del Calcio la mejor liga del mundo.

Hoy en día, para desgracia de los que como yo disfrutamos con el futbol de Italia, el Scudetto no es ni la sombra de aquel que asombraba al mundo. Ningún representante en cuartos de final de la Champions League. Un Inter diseñado a medida de Mourinho para ganarlo todo, que se estrelló contra el Manchester United y se fue para casa sin poder hacer nada y un Milan convertido en un cementerio de elefantes, en el que sólo se salvan Pirlo, Kaka’ y el fantástico y precoz Pato, que sufrirá hasta el final para meterse en Champions son el fiel reflejo de una decadencia que parece no tener fin.

del-piero_sad2

La liga está perdiendo competitividad, y lo peor, que no se atisba una salida. La clase media-alta (Fiorentina, Napoli, Genoa, Udinese…) trata bien la pelota y suele apostar por el fútbol, pero siguen estando varios escalones por debajo de la aristocracia futbolística italiana y la Roma, que podría ser el animador del campeonato sufre una enorme depresión desde principio de temporada. Así, la única alternativa a este Inter al que un grandísimo Ibrahimovic le está bastando para liderar la liga con solvencia, es la Juventus, esa Juventus que ha hecho que me aburra a pesar de empatar a tres, esa Juventus de Ranieri, que a pesar de ser un buen tipo, no me gusta nada.

PD: Partidazo Manchester United-Aston Villa, vibrante veloz y divertido. Y a pesar de la derrota en el descuento, sigo siendo muy de Martin O’ Neill, y me encantaría que se  acabase metiendo en Champions.