Archivo de la etiqueta: Bojan

El guión que el Chelsea esperaba


Qué perro viejo y sabio es Hiddink. Anoche declaró en la radio que esperaba un partido con muchos goles, pero lo hizo para desconcertar. Su alineación plagada de centrocampistas así lo prueba. Ha sacrificado a uno de los extremos, o a un acompañante de Drogba, para que Obi Mikel acompañase a Essien, Ballack y Lampard, y así tejer una tela de araña que impidiera a Xavi e Iniesta entrar en contacto con el balón.

Y le ha salido. Y le pudo haber salido mucho mejor al Chelsea si Víctor Valdés no saca dos fantásticas manos a Drogba en la primera parte.

drogba-chelsea-barsa

El Barcelona ha jugado mejor que los blues esta noche, pero nunca ha encontrado su juego. Messi ha estado desaparecido en combate. No ha aprovechado la ausencia de Ashley Cole y que Bosingwa, que es un buen lateral, pero con grandes lagunas defensivas, ha jugado cambiado de banda. Tampoco Eto’o ha tenido su partido,  ha deambulado por el terreno de juego, las pocas oportunidades de las que ha gozado las ha tapado bien Cech, y ha sido sustituido por Bojan a 10 minutos del final del encuentro.

Pero lo más preocupante para los intereses del Barcelona es la defensa. No por este partido, en el que apenas ha tenido trabajo y el poco que ha tenido lo ha solventado correctamente, sino por el partido de vuelta. Márquez ha pisado mal tras un control del balón y parece que tiene roto el menisco y Puyol, que ha salido en su sustitución ha visto una amarilla que le impedirá jugar en Stamford Bridge. Así, para la vuelta, Guardiola tendrá que probar con Cáceres acompañando a Piqué o con Abidal de central izquierdo, y eso con Drogba y Anelka enfrente, y con Lampard y Malouda llegando, puede ser un enorme problema.

Y ahora voy con el Chelsea. Ha planteado un partido defensivo y ha ejecutado el planteamiento a la perfección. Pero para el espectador neutral (o mejor dicho, para mí personalmente) ha supuesto una decepción enorme. Hiddink ha dejado a un lado su juego alegre y abierto para sacar su faceta más rácana. Por momentos ha recordado al Chelsea más ‘amarrategui’ de la era Mourinho e incluso a los últimos tiempos de la era Ranieri.

guardiola-hiddink

El balón no llegaba al centro del campo. Las pocas ocasiones de los ingleses nacían de los despejes con el pie de su portero Cech y era Drogba quien peleaba todos los balones. Bastante ha hecho el marfileño con fajarse con la defensa blaugrana. Eso y alguna llegada de Malouda ha sido todo el bagaje ofensivo de los londinenses. Por eso al pobre Lampard le debe estar doliendo el cuello de mirar hacia arriba para ver el balón volar en forma de pelotazo largo.

Porque el medio del campo del Chelsea hoy se ha dedicado a repartir estopa en vez de repartir juego. Obi Mikel perseguía incansablemente a Iniesta, casi en marcaje individual. Ballack suplía su falta de ritmo físico con innumerables faltas de las llamadas tácticas y Essien mostraba su habitual despliegue físico. Han sido tres piezas más del engranaje defensivo liderado por Terry, Ivanovic, Alex, Bosingwa y un Cech, que a pesar de cantar en las dos primeras acciones en las que ha entrado en juego, ha sido decisivo para mantener el valioso resultado de 0-0.

Y para acabar, una reflexión. Esta noche he visto al Barcelona muy castigado físicamente y creo que le va a pasar factura durante este mes tan cargado de partidos decisivos, con el clasico, la vuelta de semifinales de la Champions y la final de Copa concentrados en quince días. ¿Vosotr@s qué pensáis?.

PD: Dice el presidente de Mediapro, Jaume Roures que a partir de la temporada que viene, sólo habrá un partido en abierto por jornada. ¿Qué dirá Marca ahora?. ¿Volveremos a ver portadas como ésta?.

Anuncios

Vuelve el fútbol total


Me rindo ante la evidencia. Este Barça es de otro mundo y esto es, en gran parte, gracias a Pep Guardiola. A mí no me gustaban sus rotaciones, ni la mayoría de sus declaraciones y pensaba (y sigo manteniendo) que un jugador como Iniesta, que ve el fútbol un segundo antes que el resto de la humanidad, debe jugar de mediocentro y no de extremo.

Sin embargo, hoy he visto, de la mano de Pep, a uno de los mejores Barcelona que recuerdo. La alineación inicial suscitaba algunas dudas. Con Puyol en el lateral y con Busquets y Gudjohnsen en la medular. Pero todo carburó desde el principio.

Márquez remató un córner clásico de los tiempos de Rijkaard en el minuto 3, y el Barcelona ya ganaba antes de que el Atlético hubiese bajado del AVE. En la siguiente jugada de ataque, Messi se metió hasta la cocina y forzó un penalti de Ujfalusi que Eto’o se encargó de transformar en el 2-0.

El tercero fue el colmo de los despropósitos. Era el minuto 8 y había una falta en la frontal del área favorable al Barça. Coupet colocaba la barrera apoyado en uno de sus postes como si estuviese descansando, y Messi fue el más listo de la clase y al no haber pedido barrera, pudo disparar antes de que el portero y los defensas rojiblancos estuviesen colocados. Claro, así la pelota entró mansamente en una portería vacía. Hasta al realizador de la televisión le pilló desprevenido.

Pero el Barça no paró ahí. A pesar del 3-1 de Maxi, los culés no perdieron la ambición e hicieron el cuarto tanto por medio de Eto’o antes de llegar al minuto 20. Pero es que además, tuvieron un mano a mano de Messi tras una jugada antológica del argentino y un disparo con rosca de Iniesta que se estrelló en el poste de la meta de Coupet.

Precisamente de otro palo de Iniesta, al que sólo le faltó el premio del gol, vino la jugada del quinto gol del Barcelona. Tras una gran jugada, el rechace de la madera le cayó a un activo Gudjohnsen que se ha reconciliado con el gol y marcó a puerta vacía. 5-1 y quedaba todavía una hora de partido.

De la mano de Iniesta y Xavi, el Barça bailaba sobre el verde y el Atlético se limitaba a mirar. En la segunda parte, el espectáculo fue dantesco. Un equipo culé que no quería hacer demasiada sangre, y un equipo rojiblanco que había bajado los brazos, que se dedicaba a deambular pobremente sobre el campo.

Sólo Bojan y Henry tenían ganas de continuar la fiesta y lo consiguieron al triangular en el borde del área madrileña y acabar la jugada en gol ccon un remate espectacular del francés. El Barcelona puso de pie a todo el estadio. Combinó, trianguló y sobre todo definió, aunque si en tu línea de medios tienes a un chaval de Albacete llamado Iniesta y a un señor de Terrasa llamado Xavi, todo es mucho más fácil.

Pero es que además de estos dos genios, hay por ahí un tal Messi, al que le ha dado por querer ser el mejor jugador del mundo, y si no lo ha conseguido ya, está muy cerca de hacerlo. Hoy ha estado sublime, ha hecho un gol, ha provocado un penalti, ha vuelto loca a la defensa y ha hecho un eslálom memorable que si llega a acabar en gol hubiese sido uno de los más bellos de los últimos años. Además, ha salido muy reforzado en su particular duelo con el ‘kun’ Agüero, al que hoy ha ganado por la mano, como en las cartas.

Seguridad defensiva, presión en mediocampo y sobre todo, mucha pólvora arriba son las señas de identidad de un Barcelona, que con el sello de Pep, cada vez recuerda más ese que bordaba eso del fútbol total.

PD: Como llevaba tiempo sin escribir, dos posts de golpe. Si no habéis visto el gol de Ibrahimovic de esta tarde os lo recomiendo. Si el domingo tengo un rato, os pongo un enlace.

España, distinto entrenador, mismas sensaciones


Aunque ya hace varios días del partido, me parece interesante analizar a la ‘nueva’ España de Vicente Del Bosque.

Lo primero que me gustaría apuntar es que ese partido jamás se debió jugar. Ante una tragedia como la sucedida en Barajas ese mismo día, todos los acontecimientos festivos (como debe ser un partido de fútbol) deben ser suspendidos, para guardar el luto y en homenaje a las víctimas. Podréis decirme que la vida debe seguir, que el jugar es una forma de volver a la normalidad, que el fútbol puede servir de bálsamo, e incluso que cada fin de semana mueren muchas personas en la carretera y nada se para. Cierto. Pero no lo es menos que el fútbol es un espectáculo y que como tal, tiene la misión de divertir a los espectadores, algo imposible el pasado miércoles.

Pero como el partido finalmente se disputó, vamos con el análisis.

España dio muy buena imagen en el Parken de Copenhague. Controló el partido de principio a fin liderada por Xabi Alonso y Xavi Hernández, que parece conservar la magia y el estado de forma que le llevaron a ser nombrado mejor jugador de la pasada Eurocopa.

Pero no todo fue tan sencillo. En los primeros compases del encuentro, los daneses hacían una gran presión en el medio a España que no conseguía hacer ese juego alegre que le ha caracterizado en los últimos tiempos y fue Bendtner el que avisó con un remate que se fue fuera por muy poco.

Sin embargo fue un espejismo. En el segundo tiempo España comenzó a carburar. De la mano de Xavi volvió la magia y funcionaron los engranajes de la máquina que impresionó en la pasada Euro 2008 y ante eso los daneses sólo pudieron hacer una cosa, mirar.

La segunda parte fue para recordar, no sé si será la herencia de Luis, el grupo humano, la mano de Del Bosque o la calidad de los propios jugardores. Entraron Capel (que tuvo muy bien debut, pero le faltó levantar la cabeza) y Xabi Alonso. Xavi adelantó su posición y comenzó a mover el balón. En una de esas jugadas, Torres le hizo un sombrero genial a Laursen y se la cedió a Xabi Alonso que puso el 0-1.

El 0-2 fue una obra maestra. Capel entró en el área y se la dio a Xavi. El del barcelona recortó a Poulsen y disparó desde la frontal ajustándola al palo izquierdo de Sorensen. Y el último, ya en las postrimerías del partido llegó en otra gran jugada de Capel, que se internó por la izquierda y le puso el balón en bandeja a Xabi Alonso que sólo tuvo que empujar el 0-3.

Una cosa rara para terminar, no debutó Bojan.

Por si no os gusta cómo os he contado los goles, os los dejo en vídeo.

Donde están un poco peor que nosotros es en Inglaterra (si os gusta el fútbol inglés pasaos por el blog de Jorge) donde un gol de Joe Cole en el minuto 92′ evitó el desastre en Wembley donde la República Checa sacó los colores a un equipo de Capello que desplegaron un juego propio del técnico italiano, gris y aburrido (con Gerrard perdido en la banda izquierda).

PD: Hoy el cuerpo me pedía escribir sobre basket y la hazaña de la final de esta mañana, pero como no sé os remito al blog de Álvaro, que sí (se supone) que sabe.