Archivo de la etiqueta: bayern munich

El Inter vuelve a las andadas


Que el Inter es lo más parecido a una ONG en este mundo del fútbol no es nuevo (quizás podría competir con el Benfica que ha pagado 5 millones por Saviola y 7 por Javi García, pero ese es otro tema). Desde hace más de una década, los neroazzuros han ‘acogido’ a una cantidad ingente de jugadores lamentables, pagándoles además, una millonada.

Así, a bote pronto, me vienen a la cabeza ‘catacracks’ como Nelson Rivas, Carini, Luis Jiménez, Van der Meyde, Farinós, César Aparecido, Okan Buruk, Brechet, Sixto Peralta, Guglieminpietro, Moreau, Dalmat y un Recoba que cobraba más de 6 millones de euros al año, pero seguro que hay otros miles de nombres que se me olvidan.

Dice el gran Gaby Ruiz en su blog, que Moratti, el presidente del Inter es demasiado buena gente para un mundo tan ruin como el del fútbol profesional, y le cuesta demasiado decir ‘no’. Sea por esta razón o por alguna otra, el caso es que la política de fichajes de los milaneses ha sido un auténtico desastre.

Esto parecía haber cambiado la temporada pasada con la llegada de Mourinho. Una plantilla equilibrada, con mucha solidez en defensa, mucha calidad arriba y unos fichajes que reforzaban las posiciones más necesitadas del equipo, que le sirvió para ganar holgadamente la Serie A.

Aunque es cierto fracasó en el objetivo de conseguir la Champions, lo lógico hubiese sido continuar en esa línea, pero ‘la cabra tira al monte’ y parece que el Inter vuelve a hacer de las suyas en este mercado veraniego de fichajes. No ya por la calidad de los jugadores que ha comprado, que casi todos la tienen, sino más bien por la descompensación de la plantilla.

El más inexplicable de los fichajes es el de Thiago Motta. Es cierto que el año pasado hizo una buena temporada en el Genoa, pero ya está. Nunca ha llegado a cuajar y no ha dejado de ser un jugador mediocre, que no lo olvidemos, fue suplente en un pobre Atlético de Madrid, y está lejos del nivel que debería exigir un equipo de primer nivel mundial. Es ridículo que hayan pagado 18 millones de euros por él. No tiene sentido, además, que cobre cerca de 3’5 millones de euros por temporada, sabiendo que su rodilla izquierda puede volver a romperse en cualquier momento.

milito inter

Junto con Motta ha llegado su compañero en el Genoa Diego Milito. 22 millones de euros y la posibilidad de jugar la Champions han tenido la culpa. El argentino no será muy elegante, pero es una garantía de gol. Personalmente siempre he defendido que debería ser la referencia de la selección albiceleste, que está teniendo problemas para encontrar un ‘9’ puro. Por tanto, un fantástico fichaje. ¿El problema? se llama Samuel Eto’o. Con la llegada del camerunés, llega durísima competencia para el ex del Zaragoza. Mourinho apostó en muchos partidos de la temporada pasada por un 4-3-3 con dos jugadores abiertos a banda arriba y un sólo punta nato. Si se hubiese quedado Ibrahimovic, podría ser uno de esos hombres que parten desde la banda, pero ni Eto’o ni Milito van a sentirse cómodos jugando en otro puesto que no sea el de ariete. Incluso si el Inter cambia de táctica y utiliza un 4-4-2 podrían jugar juntos, pero tendrían que acostumbrarse a compartir espacios con un jugador de similares características, cosa que no hicieron el año pasado ni en Barcelona ni en Génova. Lo que sí es seguro es que ambos restarán minutos al genial pero indisciplinado y díscolo Balotelli, que corre el riesgo de frenar su progresión.

Esto enlaza con la operación Ibrahimovic-Eto’o. Todo el mundo lo ve como un gran negocio para los italianos. Lo es, pero puede suponer una gran pérdida en lo futbolístico. No tengo ninguna duda de que Eto’o rendirá a un altísimo nivel con los de Mourinho, porque lo ha hecho allá donde ha jugado, pero con la salida de Zlatan, el Inter pierde un delantero más móvil, con mayor versatilidad, que podría haber complementado a la perfección a Diego Milito, porque a pesar de que estos últimos años ha jugado de punta nato, la posición natural de sueco es la de segundo delantero.

lucio interEl hasta hoy último fichaje del club presidido por Moratti es Lúcio, el central brasileño del Bayern de Munich. Si me hubiesen preguntado qué jugador en todo el mundo casa menos con el estilo Mourinho, probablemente hubiese dicho su nombre, pero cosas del fútbol y de la física, los polos opuestos se atraen. Lúcio, como buen brasileño que es, probablemente sea el central técnicamente mejor dotado del mundo, pero también el más caótico. Sus continuas y alocadas subidas al ataque con el balón controlado han provocado un continuo desorden en la zaga muniquesa y más de un infarto en sus aficionados. Tácticamente es un desastre y su fichaje por el Inter puede producir dos situaciones: la primera, que con las broncas de Mourinho Lúcio se serene y se convierta en un central solvente y eficaz (cosa complicada a sus 31 años) o que contagie su ‘locura’ a sus compañeros de defensa y aquello acabe siendo un auténtico desastre.

Y por si todo esto fuese poco, suena Cassano. ¡Que Dios les pille confesados!.

PD: Debutó en el Bernabéu el ‘nuevo’ Madrid de CR9. 1-1 contra el todopoderoso Al-Ittihad y la estrella fue Raúl. ¡Vuelve la ilusión! que diría Florentino.

Anuncios

Primeras impresiones del sorteo de la Champions (I)


Después de un mes bastante complicado, vuelvo a la carga con el sorteo de la Champions de esta mañana. Me hubiese gustado hablar de los partidos de vuelta de la Liga de Campeones, del chorreo del Liverpool al Real Madrid, de la crisis de mi amado fútbol italiano o de Lopera y el jeque árabe.

Pero hoy toca sorteo. Los cuartos de Champions ya han echado a andar y los emparejamientos han deparado eliminatorias muy emocionantes.

Barcelona – Bayern Munich

toni-ribery-bayern-munichMe gusta este duelo porque es Champions en estado puro. A priori los de Guardiola son favoritos, pero no deben fiarse del potencial ofensivo de un Bayern, que aunque se dice que está en crisis, siempre puede dar un susto.
Los de Klinsmann vienen de humillar a un inocente Sporting de Lisboa en octavos de final y su juego alegre pero directo y vertical es muy difícil de parar. No se sienten excesivamente cómodos con la posesión del balón en el mediocampo, donde ni Zé Roberto ni Van Bommel son organizadores al uso.
Sin embargo, contra el Barcelona esto no tiene porque suponer un problema para los bávaros. Si son capaces de aprovechar la velocidad de las bandas, con Schweinsteiger y un superclase como Ribery, pueden tener muchas opciones. Todo dependerá de que el equipo no esté demasiado partido en la medular, y de que puedan surtir de balones a dos delanteros de área (y de rachas, no lo olvidemos) como Klose y Toni.
En su contra, además de todas las virtudes del Barcelona, que ya conocemos de sobra, puede jugar el excesivo ímpetu ofensivo de Lucio, que suele dejar desguarnecida la zaga con sus continuas galopadas al ataque, y su excesiva confianza a la hora de sacar el balón desde la defensa.
Por último, dos tópicos que esta vez, sí se cumplen. El poderío alemán en el juego aéreo, frente a un Barcelona en el que sólo van bien de cabeza Puyol, Piqué (que no sabemos si será titular) y quizás Márquez y el espíritu compeitivo de los muniqueses, que puede ser determinante si el Barcelona se relaja.

Villarreal – Arsenal

Es la reedición de la semifinal de 2006. Ese partido de infausto recuerdo para todos los que nos habíamos encariñado con un equipo pequeño que podía conquistar Europa, hasta que ese jugador al que muchos (con razón) llaman Tristelme y que se hace llamar Román, tiró el penalty decisivo con la misma indolencia con la que ha jugado en todos sus años en Europa. Pero vamos al partido, que me pierdo.
Si el partido se jugase mañana, probablemente hubiese sido una eliminatoria sin favorito claro, pero hay un factor que la decanta claramente a favor del Arsenal, Cesc Fábregas. Si los plazos marcados se cumplen, el catalán se habrá recuperado de su lesión, y aunque quizás no tenga el ritmo de competición adecuado, será pieza clave en el esquema de los gunners.

adebayor-arsenalSu acompañante será Denilson, un jugador que me gusta mucho, pero que no ha tenido todo el protagonismo que de él se esperaba. También será importante la recuperación de Adebayor, porque aunque el togolés no sea santo de mi devoción hay que reconocer que es mucho más efectivo que su sustituto, el danés Bendtner. El otro delantero, Van Persie, parece que está encontrando la estabilidad y regularidad (sobre todo mental) que necesitaba y será una amenaza constante para la portería del submarino.

Será interesante ver cómo soluciona Wenger la baja de un Arshavin que está siendo clave en sus primeros partidos en Londres, pero que no puede jugar la Champions por haber lo hecho ya esta temporada con el Zenit. Probablemente sitúe al camerunés Eboué en la derecha y a Nasri por la izquierda, porque Walcott se ha vuelto a lesionar esta mañana.

Será un partido especial para Pirès, que se enfrentará al equipo donde mejor ha podido desplegar todo su juego. Aunque su velocidad no sea la misma que en 2006, cuando visitó El Madrigal con los londinenses, su calidad sigue intacta y podría marcar diferencias.

Para mí, la eliminatoria más bonita, con dos equipos (y dos etrenadores) que apuestan por el toque y el buen fútbol, algo muy complicado de ver en una ronda final de la Liga de Campeones.
PD: El vencedor del Barcelona – Bayern jugará contra Liverpool o Chelsea, mientras que el que pase de londinenses y castellonenses se las verá con el Porto o el Manchester.

Espectáculo Werder Bremen


Llevo tiempo sin escribir y esta semana ha habido jornada el miércoles y el jueves en la Liga y en la Serie A del Calcio. Aquí vimos la goleada del Madrid ante el Sporting de Gijón (7-1), la victoria del Barcelona ante el Betis. El triunfo del Valencia que le dio el liderato y el buen juego de un Villarreal que me ha enamorado.

En Italia tropezó la Juve en casa ante el Catania (1-1), el Milan sufrió para ganar a la Reggina, con Ronaldinho de suplente y con Borriello arriba y Shevchenko en el banco. El Inter ya es líder tras ganar al Lecce  y la Roma de Spalletti volvió a perder.

Pero me gustaría hablaros de fútbol alemán, y más concretamente del Werder Bremen. ¡¡¡Qué divertido es este equipo!!! y cómo mola verlo jugar. No sé si será por los colores verdiblancos pero siempre me ha caído bien, y si tenéis la oportunidad de ver alguno de sus partidos, supongo que vosotros también le cogeréis cierto aprecio.

Y es que los partidos del Bremen son una locura. Su entrenador Thomas Schaaf es uno de los más ofensivos del planeta fútbol y el 4-3-3 es una de sus señas de identidad. En el campo están dirigidos magistralmente por el brasileño Diego acompañado por otro mediapunta que va para estrella, Mesut Özil y a pesar de haber perdido a Borowski, que fue una de sus estrellas el año pasado y a Klasnic, se han reforzado con Pizarro que viene cedido del Chelsea.

Diego, Pizarro, Özil, Hunt, Rosenberg, Sanogo, Hugo Almeida… estos nombres tienen una palabra que les une, GOL y eso es lo que hay en los partidos del Werder, pero si además le sumas que sus defensas no son nada del otro mundo, el espectáculo está asegurado.

La pasada semana le ganaron al Bayern Munich por 2-5 en el Allianz Arena dando una exhibición de fútbol ofensivo. Llegaron a humillar a los de Klinsmann con un 5-0 en poco más de una hora de partido, pero los bávaros maquillaron con un doblete de Borowski, pero esta tarde se han vuelto a superar.

El Werder Bremen ha jugado a las 15:30 frente a la revelación de la Bundesliga, el recién ascendido Hoffenheim. Los de Schaaf han salido con Frings de pivote defensivo, Diego y Özil en la media punta y Hunt, Rosenberg y Pizarro arriba.

En el minuto 8′ ya ganaban 1-0 con gol del internacional sub-21 alemán de origen turco Özil, pero en el 15′ empataba Ba. Sólo un minuto después, en el 16′ anotaba Pizarro, en el 21′ llegaba el 3-1 de Diego y  a la media hora, Hunt hacía el 4-1.

Tras el vendaval de los de Bremen, llegó la relajación y comenzó la remontada del Hoffenheim. Antes del descanso Salihovic acortaba distancias haciendo el 4-2 y al cuarto de hora de la segunda mitad, Mertesacker cometió un penalti que le costó la expulsión, y que además transformó Ibisevic poniendo el 4-3 en el marcador. Poco después, en el minuto 71′ Comper completaba la espectacular remontada y empataba el encuentro a cuatro.

Pero quedaban 20 minutos y ni mucho menos había terminado el encuentro, porque el Werder Bremen es un equipo especial. Cualquier conjunto del mundo al que le acabasen de remontar una diferencia de tres goles y estuviese con diez hombres por la expulsión de un central, se metería atrás a defender el punto. Pero el Werder no. En vez de defender con uñas y dientes, se han dedicado a atacar, y las órdenes de Schaaf han tenido su recompensa.

En el minuto 82′ una gran jugada por la izquierda que comenzó Özil la culminó el propio mediapunta con un fantástico gol. Era el 5-4 y llegaba la locura. Lo han conseguido y el ataque ha vuelto a triunfar. Una lección de fútbol deliciosa para el espectador.

A ver si aprenden algunos…

PD: Ahora el Madrid-Betis y mañana el debi milanista, chulo ¿verdad?