Archivo de la etiqueta: alves

Reflexiones tras el clásico. ¿Y ahora qué?


Han pasado cerca de 48 horas desde el final del partido y creo que sigo sin creerme lo que pasó antes de anoche en el Camp Nou. De hecho, he tenido que bajarme el partido (verás como lean esto los de la SGAE) para verlo con un poco más de calma.

Estaréis conmigo en que ni el más optimista de los culés ni el más pesimista de los merengues esperaba un resultado así. Porque un 5-0 es histórico, en el más amplio sentido de la palabra. Quizás, con la memoria reciente del 2-6 no lo pongamos en la perspectiva adecuada, pero yo, que por edad tengo vagos recuerdos de los 5-0 de los años 90, he visto cómo aquellos aficionados algo mayores que yo siguen teniendo esas imágenes frescas en sus retinas, como supongo que nos pasará a los de mi edad dentro de unos años. Sigue leyendo

Las claves del Atlético-Barça


[Por Anuar Marrero]

Evidentemente, la derrota del Barcelona ayer se debió fundamentalmente a las numerosas ausencias en defensa. Pero de lo que voy a tratar es de exponer cuales fueron a mi juicio las razones concretas del resultado.

  • De todas las bajas en defensa, sin duda la más importante es la de Alves, porque su ausencia se nota en todo el campo. De hecho una gran parte del rendimiento de Messi se debe al apoyo desde la banda del brasileño. Además, debido a la nula contribución en defensa del argentino, Alves tiene que ocuparse de toda la banda. Para compensar esta ausencia Guardiola apostó por un jugador veloz y con recorrido como Jeffren. Keita y Busquets serían los encargados de auxiliar al canterano en defensa. Pero la lesión del malí y la entrada de Pedro rompieron el esquema. Busquets es buen jugador, pero tiene un recorrido limitado y no abarca mucho campo. Así Jeffren tuvo que vérselas él solito contra Simao, Antonio López y Agüero que inteligentemente se dejaba caer a esa banda. La inclusión de Jeffren es quizás el primer error de bulto que le hemos visto cometer a Guardiola.
  • Sin Alves el Barça pierde profundidad. Además al no tener quién le doble, Messi tiende a irse al centro, donde su regate y su velocidad pierden efectividad.  La ausencia de Piqué también perjudicó al equipo en la salida del balón, faceta en la que estuvo espeso. Hubo una falta de entendimiento total entre Milito y Puyol. No se coordinaron y tiraron mal el fuera de juego, y con la velocidad de los puntas del Atlético eso es letal.

  • En infinidad de ocasiones he dicho que la posesión no tiene por qué estar relacionada con el buen juego. El Barça llegó a tener un 66% pero estuvo impreciso y acelerado, y no trenzó bien el juego. Se dejó meter en el ritmo de ida y vuelta de los colchoneros, en el que Iniesta y Xavi no se desenvuelven bien.
  • El equipo blaugrana está muy acostumbrado a jugar  a favor de marcador. Cuando cómo ayer pasa al contrario, especialmente fuera de casa, el equipo tiende a acelerarse y a jugar con cierta ansiedad. Hubo mucha conducción y muchas pérdidas de balón.

Probablemente existan muchas más razones, pero éstas me parecieron las más relevantes. Cuando  Guardiola lo hace bien (casi siempre) hay que felicitarle, pero me parece que ayer estuvo mal. Las virtudes del Atlético eran de sobra conocidas. Contraataque, puntas veloces, juego por las bandas. Y con el planteamiento táctico fue incapaz de contrarrestarlas. Cierto es que tenía muchas bajas, pero el fútbol también es así, y es importante encontrar soluciones en los peores momentos. También me gustaría señalar el agujero que tiene el Barça en la posición de extremo izquierdo. Henry está desaparecido, Iniesta juega mejor en el centro del campo, y aunque Pedro esté rindiendo bien, estaremos de acuerdo en que no es un jugador con nivel para ser titular en el Barça. Aporta soluciones, trabajo y goles desde el banquillo, pero en partidos importantes se notan sus carencias.

Otro recital, y ya hemos perdido la cuenta


Duelen las manos de tanto aplaudir. Se acaban los calificativos para este Barcelona. Eto’o, Messi, Henry, Iniesta, Xavi… parecen de otro planeta. Han finiquitado toda una eliminatoria de Cuartos de Final de la Champions League en tan sólo 42 minutos.

Velocidad, transición de balón rápida, un puñal en la banda derecha llamado Alves, Iniesta generando fútbol en el centro y arriba, la calidad diferencial. Han sido 4-0 pero podrían haber sido 6 o 7 sin exagerar. Ante esto, poco o nada se puede hacer.

barsabayernY es que hoy el Barça ha salido enchufado, pero no sólo eso, no ha bajado el pistón durante todo el encuentro, con una actitud digna de elogio de todos los jugadores. Desde Eto’o comenzando la presión desde la punta hasta Valdés, que apenas ha tenido trabajo.

Esta actitud es la que realmente diferencia al últiimo Barça de Rijkaard y al Barça de Guardiola. Desde el banquillo se ha conseguido la implicación de todo el equipo (incluso de Eto’o que estaba fuera del equipo en verano). Tanto es así que en el minuto 88′ y con 4-0 en el marcador desde el primer tiempo, el camerunés ha bajado hasta su propia área para recuperar un balón. Eso ha sido gracias a la labor de un técnico que tiene gran parte de culpa en este éxito. Curiosamente, Guardiola ha perdido los nervios al protestarle al árbitro un posible penalti sobre Messi, y ha acabado siendo expulsado. Cosa extraña en el de Santpedor.

Pero daba igual, la fiesta era completa, y el Barcelona un rodillo que ha pasado por encima de un Bayern de Munich que no ha sido ni la sombra de lo que se le presuponía, por historia y por potencial.

Porque esa es la otra lectura del partido. A la que te llevan frases como la de Beckenbauer

lo que he visto en el primer tiempo es el peor fútbol jamás desarrollado en la historia del Bayern

Y no parece que le falte razón. Los alemanes han sido uno de los peores equipos que han pasado por el Camp Nou esta temporada. Es cierto que tenían bajas, sobre todo en defensa, y que ni Breno ni Lell son jugadores de primer nivel, pero eso no es excusa.

El Bayern ha estado timorato y contemplativo desde el pitido inicial, pero el verdadero problema es que han renunciado a su identidad. Aun sabiéndose inferiores, no han utilizado sus armas. Sabiendo que su centro del campo no tiene capacidad para organizar fútbol de toque, pero sí tiene mucha llegada y velocidad en bandas, lo lógico es que los alemanes hubiesen planteado un partido duro, con marcas férreas y con intercambio de golpes a la espera de poder lanzar rápidos contraataques y si el partido no venía de cara, mucha presión y colgar balones a Luca Toni.

schweinibarsa

Nada más lejos de la realidad. El Bayern ha salido a defender, y como no sabe, porque no tiene buenos defensas y porque no es un equipo concebido para ello, se ha roto. Con la baja de Lahm, Lell habitual lateral diestro ha tenido que jugar por la izquierda, y claro, para Messi y Alves, eso era una autopista por la que entraban como un cuchillo en mantequilla. Además, con Lucio lesionado y Van Buyten con problemas familiares, la pareja de centrales ha sido Breno y Demichelis. El argentino, bastante sólido normalmente, ha estado desastroso y el joven brasileño (que probablemente será un crack en el futuro) ha estado despistadísmo toda la noche.

Y por si fuera poco, ni Van Bommel ni Zé Roberto han podido con la medular del Barça, a Altintop apenas le ha nombrado el narrador, Schweinsteiger ha estado impreciso y lento, Ribery sólo ha dejado un par de pinceladas, pero no se ha echado el equipo a la espalda, y Luca Toni ha estado tan desasistido que ha acabado por desesperarse.

Muy pobre imagen para un equipo que tiene cuatro Copas de Europa, pero sobre todo, que tiene una plantilla que debería ser capaz de plantarle cara a un equipo como el Barcelona. Un equipo que en este partido ha tirado por tierra toda la mística del fútbol alemán de los años 70 y 80. Un equipo que al segundo bostezo, en vez de marcar, ve como le han metido dos goles. Un equipo que ha sido manejado a su antojo por este mágico Barcelona. Un equipo que esta noche ha precido cualquier cosa menos eso, un equipo.

Resultados 1/4 de Final Champions League
Barcelona 4-0 Bayern Munich
Liverpool 1-3 Chelsea

PD: Si mañana me da tiempo a ver el Liverpool-Chelsea en diferido, os prometo un post. Como adelanto, rendir pleitesía al irrepetible holandés errante y al marfileño más letal, deciros que me alegro por Ivanovic y sobre todo, ponderar la importancia del gran Mascherano.

Así se le gana (o empata) al Barcelona


Me gustaría darle las gracias a Anuar, por sacar adelante el blog en estos días en los que estoy tan ocupado. Es un lujo contar con alguien como él.

[Por Anuar Marrero]

En el último post que escribí, sobre el España- Inglaterra, comentaba una obviedad, que en el fútbol no hay ni sistema infalible ni equipo invencible. Y por muy evidente y simplona que sea la afirmación me veo obligado a volver a utilizarla tras el partido de anoche entre el Olympique de Lyon y el Barcelona. Y es que a pesar del resultado de empate a uno que sitúa a los de Guardiola como favoritos, Claude Puel, dio una lección de como contrarrestar las virtudes del líder de la liga.

claudepuelEl fútbol es una conjunción, una mezcla de proporciones desconocidas entre elementos tangibles e intangibles, entre variables causales y otras de carácter azaroso. Y, el trabajo de un buen entrenador, consiste en controlar todo aquello que está en su mano. Y mientras más y mejor haga esto, menos espacio dejará para la sorpresa y el imprevisto, más se adaptara el partido al guión escrito de antemano. Si partimos desde esta base para analizar el partido de ayer, lo cierto es que el técnico nacido en el Languedoc realizó un planteamiento excelente.

Y es que la fórmula es más sencilla de lo que pueda parecer a priori. Al Barça se le gana con superioridad numérica en el centro del campo (Guardiola jugó con tres y Puel con cinco hombres en la medular), con una buena presión zonal sobre y desde su defensa y movilidad en el ataque. Tan sencillo de decir como complicado de llevar a la práctica. Esto tampoco te asegura la victoria, porque el equipo catalán es la escuadra con más recursos ofensivos del mundo. Pero lo cierto es que aplicando bien este esquema se reduce mucho el riesgo de imprevistos.

Porque Messi puede hacer una genialidad, pero si realizas un buen marcaje, con buenas ayudas y coberturas en defensa, ocurre que el argentino se termina yendo al centro para buscar balón. Porque Eto’o es potencia pura, pero si te anticipas y le encimas cuando recibe de espaldas reduces mucho su efectividad. Y digo esto porque estoy hastiado de escuchar a entrenadores en la liga española lamentándose de lo imparable que son los Messi, Eto’o y compañía. Por supuesto que son de los mejores jugadores del mundo pero el trabajo de un entrenador consiste en reducir al máximo su efectividad. Claro que si le dejas espacio a ‘la pulga’ en la banda, dejas recibir de frente y en carrera a Eto’o y permites dos contra uno con Alves y Messi, lo más probable es que te hagan un siete.

Guardiola ha conseguido potenciar tanto las virtudes de su equipo que prácticamente parece que no tiene ninguna carencia. Toque excelso y rápido, presión asfixiante, defensa sobria, golea y no recibe goles. Pero lo cierto es que las tiene, como quedó de manifiesto ayer. El Barcelona es un equipo que sabe jugar a un tipo de fútbol. Toca una y otra vez hasta que encuentra los espacios. Pero su efectividad y peligro son directamente proporcionales a su posesión. En la medida en la que no tenga el balón, el Barça pasa apuros.

Porque la línea del centro del campo sólo la forman tres, con lo que es fácil que se vea en inferioridad. Porque ni Messi ni Henry defienden un carajo (con perdón, pero las cosas como son) y Alves deja mucho espacio a su espalda. Porque basa su defensa en la presión en la primera línea y en la posesión, pero defendiendo en estático victor_valdestiene bastantes problemas. Y porque Valdés no es un portero de primer nivel. Tiene muchos reflejos, pero es el principal beneficiado del juego del Barça. Prácticamente no le tiran y sólo se habla de él cuando realiza alguna intervención de mérito. Pero cuando por las razones que sea asume más protagonismo denota sus carencias. En cinco días ya le hemos visto dos fallos clamorosos. Contra el Espanyol le regaló el balón a De la Peña y ayer se ‘comió’ de manera flagrante el balón templado de Juninho. Y por temporada suele tener varios de estos. Eso es imperdonable para un portero de uno de los mejores equipos del mundo actualmente, si no el mejor.

Además me gustaría poner de manifiesto la importancia de Iniesta en el equipo. Y es que cuando el no está Xavi se convierte en el canalizador de todo el juego, y por lo tanto el Baecelona se vuelve más previsible y más fácil de parar. No es casualidad que después de tantos años el capitán del Barça esté rindiendo a mayor nivel que otras temporadas. Iniesta tiene gran parte de la culpa. Para terminar, me gustaría comentar que el primer día de la jornada de Champions ha sido bastante igualado, con tres empates y una victoria por la mínima del Arsenal, merced a un más que dudoso penalti. Es lo mejor que podía pasar, los partidos de vuelta están abiertos y son imprevisibles. Y que ocurra esto en octavos, dónde siempre había dos o tres partidos resueltos de antemano es una gran noticia. Y es que señoras y señores ¡Qué bonita es la Champions!.

Resultados Champions League. Octavos de Final Ida. Martes 24 de febrero de 2009

Inter de Milán 0-0 Manchester United

Arsenal 1-0 Roma

Atlético de Madrid 2-2 Oporto

Olympique de Lyon 1-1 Barcelona