La crisis del submarino


Si hay algo que me ha sorprendido esta jornada de fútbol, además del ‘gol del fitball’ del Sunderland al Liverpool y la goleada del Inter (sin Eto’o ni Milito) en Génova, es la situación del Villarreal.

Y es que hace menos de un mes, estaba completamente seguro de que los de Valverde serían un fijo en los puestos de Champions, y si tenían algo de suerte, podrían luchar incluso por la Liga. Bueno, pues a día de hoy, no sólo no están en los puestos Champions, ni mucho menos luchando por la Liga. Están últimos, y son el único equipo que no ha sido capaz de ganar un partido en lo que va de competición. Esto confirma dos cosas, que como vidente no tengo precio y que no tengo ni idea de fútbol.

valverde villarrealNadie podía pensar que el Villarreal estuviese en esta situación a estas alturas de la película, porque si bien es cierto que han perdido a Pellegrini, parecía que el ‘txingurri’ Valverde era el sustituto ideal. Su gran temporada en el Olympiacos, con doblete incluido; sus buenas experiencias en el Athletic y en el Espanyol, pero sobre todo su apuesta por el fútbol ofensivo y de toque, similar al de su predecesor, eran una fantástica carta de presentación.

Además la plantilla estaba (y está) muy bien confeccionada. Es más equilibrada que la de años anteriores, y a mi jucio, Llaneza y su equipo de ojeadores han vuelto a acertar con los fichajes. Ya no están Nihat, que ha vuelto a Turquía; Guille Franco, Cygan o Mati ‘gol’, pero ninguno de ellos era titular. A cambio, han llegado Marcano que hizo un temporadón en el Racing y es uno de los centrales con mayor proyección de la Liga; David Fuster, que tras un gran año en el Elche, vuelve para dar profundidad a la plantilla; Jonathan Pereira, que se se consolidó en el Racing de Santander, y por encima de todos ellos, Nilmar. El brasileño ha sido el traspaso más elevado en toda la historia del conjunto amarillo. Es un goleador contrastado, que aunque no tuvo mucha suerte en su anterior etapa europea en el Lyon, tiene una calidad incuestionable.

Además, los de Castellón han logrado retener a sus mejores hombres. Giuseppe Rossi, a quien habían pretendido los mejores equipos del continente se ha acabado quedando, y Santi Cazorla, por el que también hubo jugosas ofertas en verano, seguirá vinculado a la entidad.

La última de las razones por las que veía al Villarreal como serio aspirante a los puestos de honor, es que este año no juega la Champions League, por lo que no tendrá la ‘distracción’ de la mayor competición del continente. Es verdad que si lo hace en la Europa League, pero en el club no se tiene como prioridad y no se reservan jugadores para esta competición.

xerez villarrealPero todo esto no ha servido para nada. Siete jornadas y un triste balance de tres puntos. Inexplicable y extraño. Ayer tenían una oportunidad de oro para revertir la situación. Visitaban Chapín, el campo de un Xerez que llegaba como colista, y que tampoco sabía lo que era ganar esta temporada. La cosa empezó bien y Pirès abría el marcador, pero cuando parecían tener el partido controlado, llegó el empate de Mario Bermejo y casi al final del partido, Antoñito batía de vaselina a un inseguro Diego López. Ahí llegó la polémica y el lío. En la jugada del gol, hay unas manos muy claras del jugador del Xerez Carlos Calvo.

El árbitro no hizo caso a las protestas del Villarreal y los jugadores comenzaron a perder los nervios, reflejo de la complicada situación que vive el equipo. Gonzalo Rodríguez se autoexpulsó por un codazo sin sentido, Pirés, ya con el partido finalizado, insultó gravemente al árbitro, según se refleja en el acta y al siempre mesurado y tranquilo Diego López tuvieron que pararle los pies para que no se fuese a por el colegiado.

El Villarreal está mal, muy mal. Y ya se habla de sustitutos para el banquillo (suenan Pékerman y Luis Aragonés). Pero en mi opinión un cambio de entrenador, lejos de ser una solución, sería más un problema. En el club que preside Fernando Roig siempre ha imperado la coherencia, y se ha sido paciente con los técnicos. Por el bien de Valverde, del Villarreal, y sobre todo del buen fútbol, espero que siga siendo así.

PD: Desde este fin de semana, la vida es un poco menos maravillosa. Nos ha dejado el locutor Andrés Montes, genio y figura dentro y fuera de los medios. Personalmente no me gustaba su forma de narrar el fútbol, pero por ‘su culpa’ (y la de Daimiel) me empezó a gustar ese deporte para señores altos llamado baloncesto. Me parece mentira no volver a escuchar sus ratatatatas, sus motes o sus originales frases. Lo que es indiscutible es que te gustase o no, Andrés Montes creó un estilo propio. ¡¡¡Descansa en paz jugón!!!.

6 pensamientos en “La crisis del submarino

  1. Carlos Pérez

    Soy yo o algo raro pasa? Hertha último, Portsmouth último, Villarreal también… la verdad es que no son equipos para ganar la liga, claro, pero menos para acabar bajando.

    Un saludo!

    Responder
  2. Anuar

    A mi no me parece tan extraño y me explico. Tienes razón en todo lo que dices sobre la plantilla y el entrenador. PEro el Villarreal me parece un claro ejemplo de equipo que lleva muchos años rindiendo por encima de su nivel. Ha tenido buenos equipos, pero de ahi a llegar a semis de Champions por ejemplo, va u trecho. Lo que pasa con este tipo de equipos es que se meten en la dinámica ganadora y se acostumbran. La afición, los jugadores… Problema: Cuando algún año las cosas empiezan a no ir tan bien, o a ajustarse más a la realidad al equipo le cuesta asimilarlo. Aparece la ansiedad, se pierde la fe, lo que antes salía ahora no. En mi opinión esto sólo se arregla con confianza y paciencia. Es evidente que el equipo reconducirá la situación.

    Responder
  3. fernando

    Valverde está en la cuerda floja. No entiendo como está tan mal el cuadro valenciano. Debe remontar, pero desde ya o sino se va a meter en un lío gordo. Un abrazo.

    Responder
  4. Willy

    Yo tampoco me explico lo que le sucede.Quizá tiene que ver con el estado de forma de Senna y Pirés que ya son algo mayores.Diego López no parece tan solido y personalmente pienso que Cazorlita está bastante sobrevalorado.

    Te añado a mis links

    saludos desde futbol-diem.blogspot.com

    Responder
  5. Sebastián

    No entiendo que le pasa al Villa. Está en puestos de descenso y no parece reaccionar. Sería una lástima que bajara, sobre todo, por el respeto conseguido en los últimos años.

    Saludos.

    Responder
  6. celtic frost

    A propósito de malos delanteros

    Don Melquíades, la voz del Estadio Azteca, lo hubiera narrado así: “Gol anotado por… una pelota de playa roja”. Pero el gol en cuestión cayó en otro lugar. No fue en ligas como la Satélite o la del Ajusco, la Independencia o la de Mixcoac en la Ciudad de México, en las que hay cosas más raras que una anotación cuya autoría es obra de una esfera colorada.

    Fue en el país que presume tener la mejor liga del mundo: Inglaterra.

    En nuestro torneo, un poco más modesto, no sobran campos cuyo césped parece green de golf o equipos cuya fecha de fundación se acerca al año en que murió Napoleón. Lo que sí hemos tenido a mares son jugadores cuya escasa puntería hacen ver como un delantero temible a la pelota de playa.

    Si yo hubiese sido el Depor… hubiese fichado a esa pelota en vez de a Omar Bravo.

    http://royal-shrovetide-football.blogspot.com/

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s