Los sustitutos de Diego


Con este título, y viendo de lo que trataba el post anterior escrito hace más de un mes, (lo sé soy un puto desastre) este artículo bien podría tratar sobre quién será el relevo de Maradona en el banquillo de la albiceleste si es que al final se acaba yendo, pero nada más lejos de la realidad.

Siempre me ha gustado mucho el fútbol alemán y nunca he sabido demasiado bien el porqué. Podría ser por su vocación ofensiva, por su solidez o porque siempre surgen jóvenes interesantísmos. El caso es que este año, con una liga española que va a ser cosa de dos (me acabaré tragando mis palabras, pero a pesar de la exhibición del Sevilla frente al Madrid el pasado domingo, creo que no tiene plantilla para aguantar en las tres competiciones), una Premier League muy reñida pero también muy devaluada y un Calcio donde lo más divertido va a estar en la pelea por la Champions, he decidido seguir la Bundesliga un poco más de cerca.

Me llama muchísimo la atención la gran cantidad de jugadores brasileños que militan o han militado en ella, y lo bien que se suelen adaptar a un país tan distinto al suyo como es Alemania. Así, a bote pronto, me salen Lúcio, Zé Roberto, Naldo, Juan, Grafite, Aílton (que según wikipedia milita ahora en el Chongqing Lifan chino), Elber y nuestro protagonista indirecto de hoy, Diego Ribas da Cunha.

diego juventusDiego es un jugador sobrenatural, es un mediapunta que lo tiene absolutamente todo. Calidad, visión, golpeo de balón, elegancia, y además de todo esto, capacidad de liderazgo. Por eso ha sido el faro del Werder Bremen desde su llegada en 2006. Era quien se echaba el equipo a la espalda, y de su mano llegaron todos los éxitos recientes del club de Bremen. Pero este verano la Juventus ha llegado con cerca de 27 millones de euros, y Diego Ribas es ahora el cerebro de los de Turín. En estos primeros partidos ya ha demostrado su calidad, y es pieza clave para su técnico Ferrara.

Sin Diego, el Werder Bremen se ha quedado huérfano. Y tomar la responsabilidad de aceptar su rol es enorme. Por eso el Bremen ha recurrido al tópico ‘la unión hace la fuerza’. Os explico:

Por posición natural, quien debería ser el relevo del brasileño es Mesut Özil, un joven de 20 años y de ascendencia turca,  que vino del Schalke 04 en 2008. Un proyecto de crack, con una calidad descomunal, con características parecidas a las del propio Diego; que ya ha sido internacional absoluto con Alemania y que a pesar de su corta edad, ha jugado más de 70 partidos en la Bundesliga. El problema: la final de la UEFA del año pasado. Diego había llevado a los suyos a la final, pero se perdía el partido por sanción. La responsabilidad de sustituirle recaía en Özil y todos los focos le apuntaban. No pudo. Estuvo desaparecido y el Werder cayó ante los ucranianos del Shakhtar.

FBL-WORLD-CUP-2010-LIE-GERPara ayudar a Özil, los de Bremen han tirado de talonario para traerse a la gran esperanza del fútbol alemán. 8,5 millones de euros han llevado a Marko Marin de Mönchengladbach, hasta las orillas del río Wesser. Marin es un extremo eléctrico, fantástico, endiablado, desequilibrante, con esa chispa que sólo los genios poseen. Su repertorio de regates es enorme y además es un maravilloso asistente. Fue el líder del Mönchengladbach, y de la selección sub 21 y ya es un fijo de la selección absoluta. Por si fuera poco, a pesar de sus 20 años y su escaso 1’70 de estatura no ha tenido reparo en heredar el ’10’ de Diego Ribas, con todo lo que ello conlleva.

El tercer jugador del que quiero hablaros es Claudio Pizarro. Puesto que es un delantero nato, no puede ser sustituto natural de un mediapunta. Sin embargo, Pizarro juega en este Werder Bremen un papel fundamental, el de líder ‘emocional’ del equipo. El ex del Chelsea ha vuelto esta temporada a la que fue su primera casa en Alemania, donde se encuentra realmente a gusto, feliz, donde vuelve a ser titular después de un año para olvidar en Londres, donde se vuelve a sentir importante y vuelve a rendir a su mejor nivel.

Este trío, más la aportación de gente como Naldo, Mertesacker, Frings o Hunt tienen la difícil misión de hacer olvidar a uno de los mejores jugadores del mundo. De momento, van cuartos en la Bundesliga y líderes en su grupo de la Europa League. Veremos si son capaces de lograrlo.

PD: El otro día vi la película ‘The Damned United’. Es una producción de la BBC, (los ingleses, cuando se ponen, hacen muy buenas cosas) que narra una parte de la vida del mítico entrenador inglés Brian Clough, que ganó dos Copas de Europa con el Nottingham Forest en la década de los 70. Disfruté con cada momento, porque destila olor a fútbol desde las imágenes iniciales hasta los créditos del final. Esencia del fútbol británico de antaño. De fútbol de siempre. De fútbol de verdad.

Aquí os dejo el link de la película, para verla con subtítulos en español, para aquell@s que como yo, dominéis más bien poquito la lengua de Shakespeare.

3 pensamientos en “Los sustitutos de Diego

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: Domingo de Futbol » Blog Archive » Los sustitutos de Diego « Sobre el fútbol y otros cuentos

  3. ÁnGeL R.

    Buenas,no soy un seguidor de la liga alemana,pero sé que Diego era una pieza clave en el Werder y creo que van a tardar en encontrar a uno de la talla del brasileño,saludos!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s