Un descenso merecido


Me cuesta mucho escribir estas líneas. Ha sido una tarde muy dura en la que he preferido no hablar con nadie. Han pasado ya casi seis horas desde que se consumó el descenso de mi equipo, el Betis, a Segunda División y creo que aún no lo he terminado de asimilar.

La rabia, la impotencia, la frustración y el enfado que me invadieron nada más terminar el partido contra el Valladolid, se han ido transformando en decepción, en desencanto.

Y es que con la perspectiva que me ha dado el paso de las horas, me doy cuenta de que este descenso es más que merecido. Primero por el partido de hoy, porque el Betis dependía de sí mismo y ha sido el único de los implicados en el descenso que no ha cumplido su cometido, ganar al Valladolid en el Ruiz de Lopera. Y después por una nefasta temporada y una inexistente planificación deportiva que han hecho que el Betis haya estado todo el año al filo de la navaja.

aficionbetisvalladolid

De nada sirve lamentarse por los balones al palo, las ocasiones perdidas y apelar a la injusticia del fútbol como ha hecho el técnico José María Nogués, porque la Liga es el torneo de la regularidad, y al final de temporada pone a cada uno en su sitio.

Dicho esto, Nogués es quizá el que menos culpa tenga de todo esto, porque a pesar de que se ha equivocado en los planteamientos de varios partidos y a la hora de realizar los cambios en otros, (como el de hoy de Sergio García cuando necesitábamos goles) poco se puede cambiar a un equipo en ocho partidos.

Porque este Betis lleva siendo carne de Segunda desde hace cuatro años. Unas estructuras arcáicas, una ciudad deportiva a la que no se le puede sacar ningún provecho, unas instalaciones propias de un equipo de tercera división, un estadio a medio terminar, un director deportivo que no entiende de fútbol y que ficha viendo vídeos de Youtube, y además, un entrenador como Chaparro, que no tenía nivel para dirigir a un plantel como este y no ha logrado en ningún momento que los jugadores rindieran al nivel esperado.

Precisamente unos jugadores que por nombre deberían haber estado luchando por UEFA, pero que por su acomodo y sus disputas internas han llevado al equipo a Segunda División. Gente como Oliveira, Nélson, Emaná, Sergio García, Juanito, Mark González, Mehmet Aurelio, Edu no han sido capaces ni siquiera de llegar a la paupérrima cifra de 43 puntos. En definitiva, un fracaso absoluto.

Después de hablar de entrenador y de jugadores, toca la directiva. Una directiva de mentira, que ni tiene voz ni tiene voto, y que vive plegada a los caprichos de un máximo accionista que hoy estaba en Marbella en vez de estar en el estadio que lleva su nombre al lado de los 50.000 aficionados que hoy han apoyado al equipo.

betis descenso aficionY es que el verdadero problema del Betis tiene nombre y apellidos y se llama Manuel Ruiz de Lopera. Un dueño que hace y deshace a su antojo, y sobre quien siempre pende la sombra de la sospecha. Un dirigente caduco, que lleva las riendas del club desde su propia casa, y a quien cada día parece importarle menos el club, su presente y su futuro.

No sé si fue él o no quien salvó al club en 1992, pero en realidad no importa, porque de lo que sí estoy seguro es de que en 2009 es él quien lo está destruyendo. De esto deben darse cuenta muchos béticos, pero el primero que debería hacerlo es el propio Lopera.

¿Y ahora qué? es la pregunta que nos estamos haciendo todos los ‘béticos del universo’ y el panorama tiene pocos (o ninguno) visos de cambiar, porque la realidad es, por mucho que nos duela, y por mucho que el equipo vaya a jugar el año que viene en la Liga Adelante, que Lopera es quien tiene las acciones, y por tanto es dueño del club. Así que por muchos ‘Lopera vete ya’ que le griten los aficionados, hasta que no reciba una oferta que le satisfaga, el guión va a ser el mismo.

Perosnalmente soy muy pesimista a este respecto, pero si el descenso de categoría provoca una catarsis en el club, un cambio de mandatarios, de estructuras y sobre todo de forma de dirigirlo, la pérdida de la categoría será la mejor noticia que le habrá pasado al Betis desde que se clasificó para la Champions (ay, la Champions qué lejana parece).

PD: Por terminar el post con un poquito de optimismo que nunca viene mal, las alegrías del fin de semana han sido la heróica remontada del Ciudad Real en la Final de la Champions de Balonmano (que por cierto no han retransmitido por La 2), la Copa alemana para el Bremen y sobre todo, paradojas del fútbol, el mismo día que desciende mi equipo asciende a 2ªB el equipo de mi ciudad, el C.D. Toledo. ¡Enhorabuena!.

10 pensamientos en “Un descenso merecido

  1. inridel

    Saludos Antonio. Tengo que darte la enhorabuena por el artículo sobre “nuestro” equipo, el Real Betis Balompie. Creo que has descrito perfectamente lo que sentimos la mayoría de los béticos un día como hoy.

    Desde la lejanía de mi ciudad adoptiva, Alicante, sufrí ayer como muchas tardes en los últimos cuatro añosSaludos Antonio. Tengo que darte la enhorabuena por el artículo sobre “nuestro” equipo, el Real Betis Balompie. Creo que has descrito perfectamente lo que sentimos la mayoría de los béticos un día como hoy.

    Desde la lejanía de mi ciudad adoptiva, Alicante, sufrí ayer como muchas tardes en los últimos cuatro años, aunque al final no me encontraba tan abatido como cuando descendimos en casa al perder con el Real Madrid. Quizás por previsible, esperado, merecido e incluso necesario, este descenso ha sido la culminación de los últimos años, en los que el Betis no ha hecho nada a derechas.

    Esperemos que este descenso sirva para que el Señor (por decirle algo) Lopera deje de una vez al equipo y el conjunto de las trece barras pueda resurgir de sus cenizas futbolísticas.

    Enhorabuena de nuevo, Antonio, por reflejar con tanta claridad el sentimiento verdiblanco

    Responder
  2. Pingback: El Betis desciende a Segunda. « Fútbol Lab Blog

  3. Diego Villanueva

    Ánimo Anto!
    Son difíciles estos momentos. Sé a ciencia cierta de lo que hablo pues nosotros hasta ayer pululabamos por la tercera división, cosa que es muy triste. Pero tiempos mejores vendrán, porque en esto del fútbol como en la vida, todo son ciclos.

    Un saludo y ánimos. Muy buen artículo.

    Responder
  4. keyplus

    Puedes preguntar si ha tenido el Madrid y sobre todo la secta porcina algo que ver en el consumado descenso de los verdiblancos…..aunque los deberes no se hayan hecho bien.

    Responder
  5. Bloggerball

    Estimado Blogger:
    Te escribimos desde Bloggerball, una página dedicada a vosotros, con la mayor Base de Datos existente de Blogs deportivos en lengua castellana, que quiere ser el punto de encuentro de todos los Blogs de deportes dentro de la Red, potenciando su conocimiento y seguimiento.
    Te hemos conocido navegando por la Red deportiva y tu Blog nos parece muy interesante, por lo que, si no tienes inconveniente, te incluiremos en nuestra Base de Datos y nuestro lector de feeds, buscando por un lado promocionar tu Blog, dándolo a conocer a más gente y por otro, hacer crecer algo más nuestra Base de Datos.
    Nos gustaría solicitarte que nos incluyas entre tus links, como página de referencia dentro de la Blogosfera deportiva, agradeciendo de antemano tu colaboración y dedicación.
    Te invitamos a visitar nuestra página, y quedamos a tu disposición para cualquier sugerencia.
    Esperamos verte pronto por Bloggerball.
    Un cordial saludo.
    http://www.bloggerball.com
    info@bloggerball.com

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s