El triunfo del fútbol


Por petición popular (concretamente de Zury y de un tipo llamado Iván al que no conozco, que ha comentado en la entrada anterior) voy a sacrificar horas de sueño y probablemente de estudio para escribir algo sobre el clásico del sábado pasado.

Fue una exhibición, otra más. Un partido casi perfecto, que seguro no imaginaba ni el más optimista de los culés. Un 2-6 que quedará para la historia, igual que aquel 0-5 de 1974 o el 5-0 de Romario y su cola de vaca a Alkorta.

Y eso que el encuentro empezó torcido para la parroquia blaugrana, porque después de varios acercamientos del Barça en el comienzo, fue el Madrid quien golpeó primero con un centro medido de Ramos y un cabezazo impecable de Higuaín, que estaba absolutamente libre de marca.

En ese momento, la diferencia era de tan sólo un punto, y la Liga estaba más viva que nunca. Los ‘milagros’ de este año y la liga de Capello de hace dos, hacían presagiar una nueva remontada blanca. Además, el partido se le ponía de cara a un Real Madrid que sufre con el balón y cuando tiene que llevar la iniciativa, pero que cuando se pertrecha atrás y sale a la contra es muy peligroso.

Pero nada más lejos de la realidad. El Barcelona es mejor y Sergio Ramos le ayudó a demostrarlo. Los enormes despistes tácticos en defensa del sevillano le convierten en un lateral vulgar, cuando por sus condiciones podría ser un defensor fuera de serie. Tras un fallo suyo llegó el empate de un resucitado Henry, y una falta en su lado sirvió para que Puyol rematase a gol un milimétrico centro de Xavi. Sí, de Xavi.

xavipuyolDe ese Xavi que probablemente sea el mejor futbolista del mundo en su puesto ahora mismo. De ese Xavi que es el máximo exponente de la filosofía de ‘La Masía’. De ese Xavi que hace fácil lo difícil, que ve el fútbol antes que nadie y que lo entiende y ejecuta a la perfección. Ese Xavi a quien buscan todos sus compañeros. Ese Xavi que ha superado con creces a sus antecesores Milla y Guardiola. Ese Xavi, es el metrónomo del mejor Barça de la historia, y nosotros tenemos el placer de poderlo disfrutar.

Pero es que por si fuese poco, Xavi mira hacia adelante o hacia los costados y se encuentra con Iniesta, con Henry, con Eto’o y con Messi. La asociación es automática, y el resultado, impecable. Tras un fallo de Lass llegó el 1-3 del argentino, de quien ya ni siquiera pueden dudar aquellos que pensaban que se escondía en los partidos grandes.

A pesar de que al principio de la segunda mitad el Madrid recortó distancias, en ningún momento dio la sensación de poder inquietar a un Barcelona netamente superior que seguía poniendo a prueba a un Casillas que estuvo soberbio durante todo el encuentro y salvó a su equipo de una humillación aún mayor.

Y tanto va el cántaro a la fuente… que al final Henry hizo el 2-4 tras controlar un fantástico pase de Xavi a la espalda, como no, de Sergio Ramos. Y tanto va, que Messi rubricó el 2-5 tras otra enorme acción del omnipresente Xavi. Y tanto va que hasta Piqué se atrevió a subir con el balón controlado, a hacer una pared con Eto’o y a rematar la goleada blaugrana en el Bernabéu. Me alegro por el chaval, que está creciendo a pasos agigantados y que sin duda será uno de los mejores centrales del mundo en no demasiado tiempo. Su próxima prueba de fuego, el miércoles en Stamford Bridge.

pique-etoo

¿Y el Madrid?. Pues poco o nada se puede salvar. Casillas, quizá Higuaín y paren de contar. Aunque yo le veo un lado “positivo” (entre todas las comillas del mundo) a esta humillación para los seguidores del Real Madrid. Este 2-6 ha servido a buen seguro para que los que mandarán a partir del año que viene, se den cuenta de que el equipo blanco necesita una catarsis. Una renovación total, en el vestuario, en la filosofía de juego y también en el banquillo.

Para acabar una reflexión. No sé si el Barcelona ganará el triplete, ni siquiera sé si levantará dos títulos, e incluso aún no es matemático que haya ganado la liga. De lo que sí estoy seguro es de que su victoria del sábado en el Bernabéu es la victoria del espectáculo. El triunfo del fútbol.

PD: Jamás me cansaré de decir lo bueno que es Forlán. Anoche machacó al Betis el sólo, e incluso, aunque el Atlético no se acabe meteiendo en Champions, deberían hacerle una estatua a las puertas del Calderón.

6 pensamientos en “El triunfo del fútbol

  1. Cagadillas

    Estaba esperando este post y los pelos se me ponen de punta al recordar el partidazo de Xavi. Uno de los mejores días de fútbol que he visto en mi vida, sí señor.

    Lo de Guardiola es de escándalo. Me encantó como en el minuto 80 saca a Busquets y Bojan, como para decirle al Madrid: “tenemos futuros, cabrones”. Acaba el partido y ocho son los canteranos culés que juegan. Pero claro, siempre es mejor los 15 millones por Drenthe.

    Estoy de acuerdo con usted, pensador del fútbol. Al Madrid le hace falta un centrifugado.

    Responder
  2. Diego Villanueva

    “Por petición popular…” xDDD

    La verdad que ya estaba todo escrito sobre este partido y una imagen dice más que mil palabras jeje, pero lo del sábado es digno de ser contado😉

    Hablando de Forlán… se comenta que podría acabar la próxima temporada en el Barça. Yo sólo digo lo que se comenta jeje.

    Un saludo Anto.

    Responder
  3. fernando

    El F.C. BArcelona merece un monumento por su juego y su apuesta ofensiva. Ojalá que cunda ejemplo y los equipos rastreros y ruines vayan aprendiendo. Un abrazo.

    Responder
  4. Manuela

    Aquí una culé que, a pesar de que no era demasiado entusiasta, lleva una semana haciendo esfuerzos sobrehumanos para no tatuarse en el brazo la efigie de Guardiola

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s