La mística de los números


Nunca me han gustado los números y quizá por eso estudié Periodismo, pero comprendo que en esto del fútbol tienen una mística especial. Ya no hablo de estadísticas, de récords, de cantidad de títulos, que también, sino de los dorsales.

Durante toda la historia del fútbol, los grandes jugadores siempre han tenido un número que les ha acompañado. Todos recordamos el ’14’ de Cruyff, el ’10’ de Pelé, el ’10’ de Maradona, el ’10’ de Puskas y más recientemente el ‘7’ de Cantona y Butragueño y el ‘4’ de Guardiola.

Los números eran especiales, se elegían por superstición, por preferencia, pero sobre todo porque hablaban del jugador. Un ’10’ siempre tenía magia en sus botas. El ‘5’ era el encargado de robar y distribuir. Y el ‘9’ era el matador, el definidor, el hombre gol.

Hoy en día todo eso se ha diluído como un azucarillo en un amargo café. El márketing ha entrado de lleno en la elección de los dorsales, y vemos como Nike ya ha hecho suya la marca CR7 o cómo Beckham eligió el 23 de Jordan cuando llegó al Real Madrid.

Todo esto lo he pensado esta tarde mientras veía el derbi de Milán entre Milan e Inter. Me hacía daño a la vista ver a Ronaldinho marcar un cabezazo fantástico con el ’80’ a la espalda, a Shevchenko salir del banquillo con el ’76’ o a Flamini repartir más estopa que juego con el ’84’ en el equipo de Ancelotti o a Quaresma con el ’77’ y Mancini con el ’33’ en los neroazzurros.

Pero es que también hemos visto a Lucarelli con el ’99’ en el Livorno, al central Boulahrouz con el ‘9’ en su camiseta ‘blue’ del Chelsea, a Buffon con el ’77’ en la portería del Parma o al mediocampista argentino Ardiles en el Mundial de España 82′ y al mediocentro griego Kafes con el  ‘1’. ¡¡¡Con el ‘1’!!! que es sagrado, que es singular, único, solitario… como el portero.

PD: Hablando de porteros, ayer pudimos leer en la prensa que el ex-guardameta del Atlético de Madrid Christian Abbiati “comparte los valores del fascismo” lo único que puedo decir es… peor para él.

Anuncios

3 pensamientos en “La mística de los números

  1. Zury

    Creo que lo de los dorsales es algo con lo que todos los que jugamos (sea el deporte que sea) en los que se usa dorsales nos identificamos con ellos. Yo por ejemplo, como ya sabes, siempre he jugado con el 10. Siempre ha sido desde pequeño mi número favorito y siempre quiero jugar con el. Simplemente te sientes a gusto con el número de tu espalda. Bien es cierto, que ahora el marketing influye, pero todos sabemos que todavía queda gente que mantendrá siempre su número (el más vivo ejemplo de esta identificación es Villa que en la selección se “atrevió” a llevar el 7).

    Responder
  2. Juan Pedro

    Qué bueno. No sé si te acuerdas de Roa, antiguo portero argentino del Mallorca. Era muy supersticioso y, para su desdicha, le tocó en suerte el dorsal número 13. ¿Qué hizo? Pintar una coma entre los dos números, para que el dorsal fuera 1,3.

    Ah, por cierto, respecto a Abiatti. La experiencia y el sentido común dicen que cuando se mezcla deporte y política, malo. Si el deporte es de masas y la ideología es extremista, peor. Pero cuando un profesional hace esta afirmación es muy grave. Él es primero que tiene que dar ejemplo para que la gente no se parta la cara en las gradas. A no ser que le importe un bledo, claro. Que, por lo que veo, es lo que pasa. Soy rojblanco, que conste. Y, hasta ahora, me caía bien Abiatti.

    Responder
  3. Anto

    @ Zury

    Yo en este sentido soy un romántico, y siempre he pensado que, como tú dices, el jugador se identifica con el número. Pero creo que esta mística se está perdiendo, a pesar de gestos como el de Villa.

    Un abrazo crack

    @ Juan Pedro

    Qué alegría verte comentar por estos lares. Roa siempre fue un crack. Tan sobrio dentro del campo como peculiar fuera de él.

    Y lo de Abbiati, esperemos que no sea ejemplo para nadie, porque bastante descerebrado tenemos ya en las gradas como para que los jugadores alimenten el culto a estas ideas extremistas, que suelen ser la excusa de un grupo de vándalos para juntarse y liarla.

    Un abrazo

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s