Amarga despedida


Una lástima la eliminación de Croacia anoche en Viena. Porque el fútbol es muy cruel a veces y ayer lo fue con el combinado de Slaven Bilic.

Fue un partido aburrido, lleno de nervios e imprecisiones que sólo se pueden justificar si tenemos en cuenta que ni croatas ni turcos están demasiado acostumbrados a poder plantarse en unas semifinales de una gran competición continental.

Por los otomanos Nihat estuvo, como siempre, muy voluntarioso, y por los croatas Corluka mostró un enorme despliegue físico, sin embargo, nadie brilló en exceso sobre el verde del Ernst Happel. Quizá por eso quedó algo deslucido el esperado duelo de números ’14’ Modric y Arda Turan. Estos dos jugadores han sido dos de los mejores  jóvenes del campeonato. Modric, reciente fichaje estrella del Tottenham de Juande, es la brújula de la selección balcánica y Turan, que ya es la estrella del Galatasaray, es la más firme promesa realidad del fútbol turco.

Con el empate a cero inicial, se llegó al final de los 90 minutos, y la prórroga llevaba el mismo camino hasta que a falta de un sólo minuto para el final, el delantero del Werder Bremen Ivan Klasnic empujó a la red un preciso centro de Modric después de que el portero turco Rüstü hiciese una salida a destiempo. La alegría estallaba en todo el país y en los 32.000 croatas que estaban en el estadio.

Pero el partido no había terminado, y cuando pasaban casi dos minutos de descuento de la segunda parte de la prórroga, el delantero del Fenerbahçe Semih Senturk se convirtió en héroe nacional cuando recogió un rechace en la frontal del área y disparó un misil a le escuadra de la portería de Pletikosa. Era el 1-1 y los turcos habían obrado el milagro.

A partir de ahí llegaron los penaltis, un auténtico drama. Los croatas, totalmente desmoralizados fallaron tres de los cuatro lanzamientos, entre ellos el de Modric, que hizo bueno el tópico de que las estrellas siempre fallan los penaltis en las citas decisivas. Los turcos, metieron tres penas máximas y Rüstü enmendó su error en el gol croata y paró el penalti decisivo. Turquía es semifinalista y se las verán con Alemania.

Esta generación croata que ayer cayó de forma tan dramática, tiene trazas para hacer algo grande y han demostrado que lo de dejar fuera de la Euro a los todopoderosos ingleses no fue ninguna casualidad.

La mayoría de sus titulares son jovenes, Modric va camino de convertirse en figura mundial, Olic y Klasnic son delanteros que aportan trabajo y bastante gol, Pranjic y Corluka son laterales muy completos y Rakitic y Kranjcar ponen la calidad en el mediocampo. Además, para la próxima gran cita estará recuperada la otra gran estrella croata, el delantero del Arsenal Eduardo da Silva así que habrá que tenerles muy en cuenta.

PD: Y en media hora Holanda-Rusia ¡Qué grande es el fútbol!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s